Edición Cero

Por causar un daño irreparable al medioambiente, el Consejero Regional José Miguel Carvajal, expresó su absoluto rechazo al proyecto Tente, de la Compañía Minera... CORE Carvajal acusa a SQM de realizar daño irreparable a la Región: “Seguir apoyando sus prácticas sería gravísimo”.

Por causar un daño irreparable al medioambiente, el Consejero Regional José Miguel Carvajal, expresó su absoluto rechazo al proyecto Tente, de la Compañía Minera SQM, que pretende incorporar en su Faena Nueva Victoria,  nuevas áreas de mina para la producción de yoduro, yodo y sales ricas en nitratos.

En lo concreto, dijo el Consejero que el proyecto implica un aumento en la cantidad total de caliche a extraer en la producción de yoduro, yodo y sales ricas en nitratos; y en el uso de agua para dichos procesos.

En el pleno del Consejo Regional realizado este lunes 14 de enero, el Consejo Regional rechazó por 9 votos, 3 aprobaciones y 2 abstenciones, su opinión desfavorable a la iniciativa. Al respecto el Core Carvajal manifestó su preocupación por del actuar de la institucionalidad y de autoridades que son pro minería.

«Todos sabemos lo que ha sucedido con esta empresa en nuestro país, lo que sin duda nos genera una alta desconfianza en su actuar, pero si hay algo que en lo personal me genera tanto o más preocupación, es su comportamiento medio ambiental, lo dije ayer, Soquimich provocó uno de los daños medioambientales más graves en la historia de nuestra región” expresó Carvajal.

El Consejero se refiere refiero al Salar de Llamara, “que a pesar de la débil institucionalidad, las sanciones y observaciones emanadas de la Superintendencia, se reconoce el daño provocado, en uno de los espacios más importantes de la ciencia en el planeta».

Dijo que cuando revisó el proyecto, “me percate de que continuarán extrayendo agua de pozos, por casi 800 Litros por segundo, a pesar que incorporan succión de agua de mar. Me parece que no han entendido nada, que mantendrán sus operaciones de la misma manera que la llevaban hasta este momento, y eso claramente no es bueno para nuestro medio ambiente, para el futuro de la región».

El rechazo del Consejo Regional a este proyecto, no es vinculante, es decir que ese lineamiento puede ser distinto en otras instancias. Por lo mismo espera que “las autoridades e instituciones, se pronuncien con fuerza y convicción, en la misma línea, porque los estándares en la minería en la región deben ser mayores”.

De lo contrario “si la institucionalidad permite este abuso en nuestro país, nosotros debemos ocupar los pocos espacios y atribuciones que tenemos para manifestarnos, pensando en lo mejor para la Región y no para la economía nacional. El discurso del empleo no se lo creo a los pro minería, aquí deben existir otros parámetros como por ejemplo los impuestos e inversiones que generan, los proveedores, y la transferencia tecnológica, entre otros elementos, para apoyar a esta industria.»

PROYECTO TENTE EN EL AIRE (SEIA)

El proyecto corresponde a una modificación de la Faena Nueva Victoria, consistente en:

  1. Nuevas áreas de mina (43.586 ha aprox.), con tasa de extracción de caliche de 28 millones de ton/año, resultando un total de 65 millones de ton/año.
  2. Dos nuevas plantas de producción de yoduro (6.000 ton/año cada una), resultando un total de 23.000 ton/año.
  3. Una nueva planta de producción de yodo (12.000 ton/año), resultando un total de 23.000 ton/año.
  4. Nuevas pozas de evaporación para producir sales ricas en nitrato (1.950.000 ton/año), resultando un total de 4.000.000 ton/año;
  5. Un nuevo sistema de neutralización; Una aducción de agua de mar (900 l/s como máximo) desde el sector de Bahía Patillos hasta el área minera.
  6. Una nueva línea de transmisión eléctrica desde el Sistema Eléctrico Nacional.