Edición Cero

La Universidad Santo Tomás, sede Iquique, realizó el cierre de su proyecto “Circuito Turístico Termal para la provincia del Tamarugal”, el cual fue financiado... Concluye proyecto en el Tamarugal que impulsó Circuito Turístico Termal para comunidades de Macaya, Chusmiza y Mamiña

La Universidad Santo Tomás, sede Iquique, realizó el cierre de su proyecto “Circuito Turístico Termal para la provincia del Tamarugal”, el cual fue financiado por el Gobierno Regional de Tarapacá a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, con un monto de $238.017.000.-.

Durante más de un año, las comunidades de Macaya, Chusmiza y Mamiña pudieron participar de distintas experiencias, talleres e intercambios tecnológicos que les permitieron aprender sobre cómo potenciar las termas de sus pueblos, como un destino turístico con atributos de salud y belleza.

Para la rectora de la universidad Santo Tomás, sede Iquique, Elsa Echeverría, el cierre de este proyecto viene a concretar un largo trabajo con comunidades de la provincia del Tamarugal, con el fin de ayudarlos a potenciar sus recursos naturales y sus culturas a través del turismo.

“Estamos llegando al final del proyecto, el cual pretendió crear un circuito turístico de las termas del Tamarugal y que justamente quería eso, poner en valor los atributos que tienen las termas para ampliar el abanico turístico en la región, lo que significó también, identificar cuáles son las termas, ver cuáles son los atributos de las aguas termales para incluirlas en la oferta turística», señaló.

Dentro de las actividades realizadas por las comunidades, enmarcadas en el proyecto, destaca el intercambio tecnológico vivido con una comunidad Mapuche en Temuco, experiencia que luego fue replicada por la comunidad de Macaya, junto a Quechuas de la región de Arica y Parinacota.

“Esa fue la primera experiencia que tuvimos de turismo vivencial y termal y fue excelente. No esperábamos que saliera todo bien. La gente que llegó desde Arica se fue muy contenta. Fue un año de mucho aprendizaje, los intercambios de conocimientos entre comunidades, los cursos fueron bastante buenos, conocimos de temas sobre turismo, cocina con pertinencia cultural, y varias cosas más que nos va  servir para potenciar nuestras termas”, expresó Patricia Mamani de la comunidad de Macaya.

Para el cierre del FIC, se realizó un conversatorio junto a Federico Thumm, Neurodiseñador de Experiencias de Servicios, quien durante el proceso del proyecto realizó talleres con las comunidades. “Conversamos sobre metodologías nuevas que ayudan a trabajar en todo lo que tiene que ver con experiencias vinculadas a servicios pero sobre todo, uno de los focos importantes que tiene que ver con lo que yo trabajo, con la parte emocional y de satisfacción. Lo que pudieron conocer es cómo llevar las emociones producidas por el cerebro al servicio que ellos están ofreciendo, sobre todo cómo desarrollar experiencias con herramientas metodológicas y con fundamentos de lo que nos pasa en el cerebro para trabajar las emociones”, relató Thumm.

La consejera regional Verónica Aguirre felicitó a los consejeros regionales que aprobaron este proyecto, ya que permitió el desarrollo de las termas de la provincia del Tamarugal. “Me siento orgullosa de lo que hicieron los colegas en aprobar los fondos para este proyecto, porque es un proyecto que favorece a lugares de las comunas de Pozo Almonte y de Huara y esta red de circuitos de termas que permitirá el desarrollo de las localidades del Tamarugal en un área tan importante para la región como es el turismo”.

Durante el desarrollo del proyecto, las 3 comunidades (Macaya, Mamiña y Chusmiza), incluidas en él, han realizado diversos talleres sobre productos turísticos, modelos de gestión, misiones tecnológicas, entre otros, permitiendo así, que puedan entregar un servicio turístico y ancestral a la vez.