Edición Cero

Una colorida muestra artística es la que mostró en la Casa de la Cultura la Red de Salud Mental tanto de Iquique como Alto... Pacientes y familiares del Centro de Salud Mental exponen sus obras en Casa de la Cultura

Una colorida muestra artística es la que mostró en la Casa de la Cultura la Red de Salud Mental tanto de Iquique como Alto Hospicio con obras creadas por pacientes, familiares y ex usuarios de los distintos centros de salud

Valentina Ossa,  la terapeuta ocupacional del Centro de Salud Mental Jorge Seguel, informó que se trata de usuarios que participan de los talleres que se dictan en los diferentes dispositivos. “También hay trabajos que desarrollan pacientes en su tiempo libre”.

Centro Laboral Los Olivos, Centros comunitarios de salud de ambas comunas, Hospital de Día Adulto y Hospital de Día Adolescente; son algunos de los lugares a los cuales pertenecen los creadores que muestran su arte en el recinto ubicado en la intersección de las calles Baquedano con Wilson de Iquique. “También invitamos a artistas locales a participar de esta iniciativa”.

El jefe del departamento de Salud Mental del Servicio de Salud de Iquique, Claudio Barraza, explicó que los talleres artísticos son fundamentales en los procesos terapéuticos de los usuarios que crean instancias positivas “y que en ocasiones se convierten incluso en posibilidades de trabajo para quienes lo desarrollan”.

Con 18 años como monitora del taller de manualidades Elizabeth Ibáñez, destacó la posibilidad de que sus alumnas puedan exponer sus creaciones en la Casa de la Cultura. “Este taller ya es parte del proceso de recuperación de los pacientes. Es algo anexo al tratamiento que le entregan los profesionales”, explica Ibáñez, quien trabaja desde el año 2003  en la difusión de las diferentes técnicas entre quienes se interesan en esta iniciativa. “Lo básico es la restauración de las cosas. Gran parte de los jarrones y las piezas de esta exposición estaban quebradas”.

Elizabeth Riega, es una de las usuarias que expone sus trabajos en esta muestra. Con un año y medio en este taller ya logró superar su depresión. “Esto yo lo tenía oculto. Este taller nos sube el ánimo ya que convivimos con personas que tienen el mismo problema nuestro”.

La pintura en madera es la especialidad de la usuaria de la Red de Salud Mental Ximena Meneses, quien califica este tipo de talleres como una verdadera terapia. “Llevo un año y medio en este taller. Me ha servido para subir mi autoestima y desarrollarme”.