Edición Cero

Un llamado a mantener vivas las tradiciones y la historia de los pampinos vivieron en las más de 200 salitreras que funcionaron en el... “Miles de pampinos fueron engañados para venir a trabajar a las salitreras”, la reflexión de Presidenta de las Hijas e Hijos del Salitre

Un llamado a mantener vivas las tradiciones y la historia de los pampinos vivieron en las más de 200 salitreras que funcionaron en el Norte Grande y cuyo ejemplo heroico debe ser reconocido, realizó Sara Benavides, Presidenta  de la Corporación Hijos del Salitre,  en la ceremonia de cierre de la Semana del Salitre, realizada en Humberstone. Las actividades partieron temprano, con la Misa del Recuerdo, realizada en la iglesia que mantuvieron los Padres Oblatos; luego vino el acto culturan en la Plaza central, para concluir con el tradicional desfile, ocasión en que marchan las distintas agrupaciones de pampinos, tanto de Iquique como de Arica.

Sara Benavides dijo que como nunca, junto a las organizaciones de pampinos, llegaron muchísimos extranjeros que se sumaron a las actividades en Humberstone. “A ustedes les hablo –dijo la dirigente pampina- para que cuenten en el mundo entero sobre la historia que surgió aquí en la pampa salitrera. En este desierto, el más árido del mundo, dimos origen a esta cultura pampina que todavía mantenemos y que luchamos para que no muera”.

Relató que miles de pampinos llegaron engañados, a través de los llamados enganches que llegaron a la pampa,  trayendo trabajadores como mano de obra para la industria del salitre, y que provenían del sur del país. “Esos pampinos era gente aguerrida, heroica, valiente y que hoy duermen el sueño eterno en los cementerios pampinos diseminados en la pampa, sin que nunca hayan podido volver a sus ciudades”.

PATRIMONIO MUNDIAL

A nombre de la Corporación Museo del Salitre, intervino Silvio Zerega Zegarra, quien puso el acento en la necesidad de preservar y traspasar la cultura pampina a las nuevas generaciones. Y recordó que los pampinos, cuando cerraron las salitreras, tuvieron el sueño que la Salitrera Humberstone, fuera declarada Patrimonio de la Humanidad; sueño que se cumplió en el 2005, cuando la UNESCO la inscribe como tal, y, a la vez, en la lista de Patrimonio en Peligro.

“Se dice en peligro porque en el 2005, había mucho robo y sustracciones de todo tipo de elementos; también había que consolidar algunas edificaciones. Nosotros, como Estado de Chile, hemos cumplido con todos los compromisos que hicimos con la Unesco, por eso confiamos en que el próximo año, nos levanten esa condición, porque ya no somos vulnerables y nuestro Sitio ofrece condiciones de seguridad, protección y resguardo”.

Vale destacar que tras la reciente visita del visitador de ICOMOS, entidad consultora de la UNESCO, se verificó el estado de ambas oficinas, Humberstone y Santa Laura para preparar un informe que será entregado a este último organismo internacional, del cual Chile es Estado parte. “En ningún caso está en cuestionamiento el hecho de ser Patrimonio de la Humanidad”, dijo Zerega, añadiendo que dejar de estar en la lista de Patrimonio en Peligro, es una muy buena noticia.

TRADICIONAL DESFILE

Concluido el acto artístico cultural, en la plaza de Humberstone, las delegaciones de pampinos iniciaron el tradicional desfile, iniciativa que se repite desde hace 38 años, motivados por su slogan: “Que la pampa Nunca Muera”. Y en el estilo alegre que los carcateriza, añaden “…y nosotros tampoco”.

Fue la ocasión para recoger algunas impresiones. Es el caso de Celia Rivera, que nació en la Oficina La Palma, actual Humberstone, quien dijo sentirse muy emocionada por compartir con otros pampinos. “Me infancia fue muy triste, nunca fui a un colegio, pero he llegado a filmar películas, he trabajado mucho en teatro. Aprendí sola en la vida”

Juan Iribarren, también de Humberstone expresó que asiste cada año en homenaje a sus padres pampinos. “En recuerdo de mis padres vengo a participar con una agrupación de bailes. Me siento feliz porque todos los años estamos acá presente para recordar los viejos tiempos de los pampinos”.

Jorge Rodríguez,  nacido en 1935 de la Oficina Bellavista, dijo que al igual que todos los años, llegan a Humberstone el sábado, para participar junto al Centro Hijos del Campamento La Santiago y compartir con otros pampinos.

Posted by Edición Cero on Sunday, November 25, 2018

 

MAS FOTOS Y VIDEOS EN

https://www.facebook.com/CorporacionHijosDelSalitre/?modal=admin_todo_tour