Edición Cero

Una profunda reflexión del momento histórico actual y la definición de los principales desafíos que tiene la izquierda marxista transnacional, se logró durante el... Reafirman compromiso para seguir reflexionando sobre desafíos de la izquierda transfronteriza y búsqueda de caminos de unidad

Una profunda reflexión del momento histórico actual y la definición de los principales desafíos que tiene la izquierda marxista transnacional, se logró durante el seminario internacional  “A 200 años de Karl Marx”, realizado  durante el fin de semana, contando con una nutrida participación, sobre las 200 personas en cada jornada.

La conferencia principal correspondió a la que dio a través de video conferencia directa, el ex Presidente de Ecuador, Rafael Correa. El ex mandatario lo primero que hizo, fue un repaso por a historia de las luchas sociales que se dieron en el norte de Chile, durante el periodo de la industria del salitre, demostrando su dominio sobre el tema.

DECLARACIÓN

Concluido el seminario, que convocaron el Partido Comunista de Chile Regional  Tarapacá, Movimiento Autonomista, Izquierda Libertaria e Izquierda Autónoma,  y al que se sumaron representantes de Bolivia, Perú y Ecuador; este último mediante enlace en línea, los organizadores, agradecieron la masiva participación.

Mediante declaración pública, señalan: “Agradecemos la participación y masiva asistencia durante los días de desarrollo del seminario, lo cual representa un desafío para la izquierda marxista de la región de Tarapacá, continuar reflexionando y diseñando un camino de Unidad que nos permita revertir la indiferencia de la población de la región y el avance de la derecha.

El seminario nos ha direccionado hacia fortalecer nuestros lazos con la izquierda internacional, especialmente la izquierda transfronteriza con la cual hemos tendido lazos de hermandad desde siempre pese a los gobiernos de turno, Marx nos enseña justamente la importancia de la solidaridad internacional entre pueblos hermanos.

Por otra parte, a nivel local entre las organizaciones convocantes nos hacemos eco de la necesidad de reflexionar y aunar esfuerzos en pro de apoyar al movimiento social en sus luchas y a fortalecer la unidad entre las distintas fuerzas de cambio que apuestan a las transformaciones profundas que el país necesita.

Nuestras proyecciones son revertir el ciclo que ha iniciado la derecha y retomar el camino de las experiencias socialistas en América Latina que tienen el foco en su carácter soberano para una patria grande al servicio de los más desposeídos.
El marxismo nos permite comprender el momento histórico por el que atravesamos y las tareas urgentes a asumir para evidenciar y contrarrestar el poder del imperialismo que desestabiliza los gobiernos progresistas y los liderazgos en la región. Nos debemos a los trabajadores y los más desposeídos por lo que denunciaremos y trabajaremos junto a los movimientos sociales en la defensa de sus derechos.

Este es el comienzo de iniciativas y lucha conjunta”.