Edición Cero

Por Alfredo Peña R.- Cambio 21, Fue una decisión breve pero concreta. “El nuevo ministro debe renunciar. No tiene otra salida”. Esa fue la idea... El converso y negacionista que duró sólo 90 horas de ministro: Mauricio Rojas renuncia por sus graves declaraciones y por estar “perjudicando” al Gobierno

Por Alfredo Peña R.- Cambio 21, Fue una decisión breve pero concreta. “El nuevo ministro debe renunciar. No tiene otra salida”. Esa fue la idea que planteó Piñera a su equipo político luego de escuchar y leer la andanada de críticas contra el ministro de Cultura, Mauricio Rojas, un supuestamente ex mirista que dijo entre otras cosas que el Museo de la Memoria “era un montaje”.

Rojas había señalado en 2016 que “más que un museo (…) se trata de un montaje cuyo propósito, que sin duda logra, es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar (…) Es un uso desvergonzado y mentiroso de una tragedia nacional que a tantos nos tocó tan dura y directamente”. Idea que también recoge su libro “Diálogos de conversos.

Rojas renunciará en las próximas horas presionado no sólo por la oposición sino que también por sus circunstancias. No duró más de 90 horas en el cargo.

El ahora renunciado ministro de Cultura y quién hasta el jueves le hacía los discursos a Piñera, no sólo se estaba perjudicando él mismo sino que también a otros ministros a quiénes le consultaban por estos dichos de Rojas. El propio Piñera estaba siendo “perjudicado” por la participación de Rojas en el gabinete. Y las encuestas le están demostrando que seguía bajando en su aprobación al nombrar a este personero en el cargo.

Su trabajo de ministro era insostenible: Todas sus actividades han sido canceladas. Este domingo, Los Jaivas suspendieron un homenaje que se la hacía por parte del ministerio por sus 55 años y donde se iniciaba oficialmente su trabajo como secretario de Esrado.

Los senadores de la Comisión de Educación ya le habían negado su asistencia a la comisión mientras no se retractara de sus dichos. Cuatro de cinco senadores de esta comisión son de oposición.

El baldazo de agua fría lo recibió por parte de un partido del propio gobierno. Evopoli señaló en una declaración la noche de este domingo que “Por ello, rechazamos las declaraciones que en el pasado hiciera el actual ministro de Cultura, Mauricio Rojas, en las que se refiere al Museo de la Memoria como un “montaje” y valoramos que se haya retractado de sus dichos”, se lee en la declaración pública del partido.

Miércoles acto masivo

El Gobierno intenta desactivar también un masivo acto que se realizará en el mismo lugar del Museo de la Memoria.

El mundo de la cultura nacional convocó a un acto de desagravio en el Museo de la Memoria, todo esto tras los polémicos dichos del ministro Mauricio Rojas, quien hace algunos años aseguró que dicho recinto es “un montaje cuyo propósito es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar. Es una manipulación de la historia”.

El evento se llevará a cabo este miércoles 15 de agosto a las 4 de la tarde en el zócalo del Museo de la Memoria.

Los organizadores enfatizaron que ya “basta de violentar la memoria de miles de familias chilenas que sufrieron los más aberrantes crímenes cometidos en la historia de Chile”.

“No tuvimos verdad, no tuvimos justicia, no tuvimos reparación ¿Nos quieren quitar la memoria?”, cuestionan.

FUENTE: Cambio 21