Edición Cero

Un importante hito para la protección del patrimonio histórico y cultural de la región, se vivió ayer en la localidad de Huara -distante a... Comprometen protección para el Gigante de Tarapacá, patrimonio histórico y cultural

Un importante hito para la protección del patrimonio histórico y cultural de la región, se vivió ayer en la localidad de Huara -distante a 84 kilómetros de Iquique- con la ceremonia de entrega por parte del Ministerio de Bienes Nacionales del inmueble fiscal Cerro Unita al municipio de Huara para la conservación y preservación del geoglifo Gigante de Tarapacá.

El ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, ratificó su compromiso efectuado hace algunas semanas a través de redes sociales, en cuanto a resguardar este patrimonio arqueológico, que ha sufrido constantes daños mientras se tramita su declaración como Bien Nacional Protegido.

“Lo que nos interesa es proteger esta maravilla, este patrimonio del Gigante de Tarapacá y estamos seguros que está en las mejores manos, en manos de la comuna, en manos del alcalde. Vamos a seguir trabajando como ministerio para declararlo Bien Nacional Protegido. Esto no implica que solo es deber del Estado, es deber de todos”, señaló.

Respetuosos de las tradiciones ancestrales, la ceremonia partió con una pawa, oficiada por Molly Garrido para agradecer al Tata Inti y a la Pachamama esta medida, que busca resguardar este patrimonio de los habitantes de Tarapacá y de todos los chilenos.

En una sencilla ceremonia a los pies del cerro, el ministro Ward junto al intendente Miguel Ángel Quezada  y el alcalde de Huara, José Bartolo, firmaron el certificado de ocupación anticipada, que permite al municipio de Huara gestionar la conservación y preservación del geoglifo preincaico que corresponde al Hito N°2 del Circuito N°1 de la Ruta Patrimonial N°13 que se denomina “Andes Altiplánicos, quebrada de Tarapacá”, en tanto se tramita su declaratoria como Bien Nacional Protegido.

Junto con esto, la primera autoridad regional Miguel Ángel Quezada, pactó un compromiso con este municipio para gestionar líneas de financiamiento, que permitan la puesta en valor del Gigante de Tarapacá. “El presidente nos ha pedido que estemos en terreno y acá tenemos al ministro, él podría haber firmado esto en Santiago, pero lo tenemos en terreno, agradecerle que esté en nuestra tierra”, por lo cual empeñó su palabra en gestionar los recursos para su puesta en valor.

Todo esto bajo la atenta mirada de los representantes de las comunidades indígenas que forman parte de los valles y quebradas de la provincia del Tamarugal, quienes serán parte de un proceso participativo que comprende el Programa de Bienes Nacionales Protegidos (BNP), quienes estuvieron representados por el alcalde de Huara, José Bartolo.

“Este es el comienzo con  todo lo que tenemos como patrimonio. La gente de Tarapacá está contenta”, señaló.

El Programa de Bienes Nacionales Protegidos, es un subsistema del Sistema de Áreas Protegidas de Chile, consignado en la Política Nacional de Áreas Protegidas, y cuyo instrumento de protección consiste en la auto destinación y posterior concesión a terceros para proyectos con fines de conservación y desarrollo sustentable, incluido en el año 2004, en el listado de categorías oficiales de protección territorial para efectos del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental.

Esta importante fiesta concluyó con los vientos de los lakitas de Cuanaya, que amenizaron la jornada con sus instrumentos de viento.