Edición Cero

Longino, se llamaba el tren que en la época dorada del salitre, unía Iquique con las diferentes oficinas salitreras diseminadas en lo que hoy... Senador Jorge Soria: “Es fundamental recuperar conectividad ferroviaria para favorecer el desarrollo”

Longino, se llamaba el tren que en la época dorada del salitre, unía Iquique con las diferentes oficinas salitreras diseminadas en lo que hoy es la Provincia del Tamarugal. Tras el colapso de la industria del llamado “oro blanco”, el tren salitrero empezó a quedar en desuso. De hecho muchas vías y rieles fueron levantados, afectando la conectividad.

Sin embargo, recuperar esas vías férreas, al menos parte de ellas, podría ser una realidad. En efecto, en función del segundo acceso que une a Iquique con la comuna de Alto Hospicio, ambas con una creciente población, que ni siquiera se proyectaba hace 50 años, es posible que el transporte ferroviario, complemente esa gran obra; y más aún, se proyecte para el desarrollo futuro.

El Senador Jorge Soria Quiroga, quien viene luchando hace 50 años por la conectividad de la Región con los países vecinos y el corazón productivo de Sudamérica, viene proponiendo hace años, la necesidad de recuperar el transporte Ferroviario.

Por ello, al sumarse al recorrido de prueba del tren de Ferronor, dijo emocionado que volvió a los años de su juventud, cuando el tren Longino surcaba la aridez del norte, uniendo los poblados salitreros con el Puerto Grande, Iquique, movilizando miles de toneladas de nitrato, que salía desde Iquique y Pisagua, hacia el viejo mundo.

“El transporte ferroviario tiene completa vigencia en la actualidad, tanto para la conectividad internacional como local”, manifestó el Senador nortino, mientras participaba en el recorrido de prueba, que se cumplió en formas exitosa, repitiendo varias veces el tramo.  “El ferrocarril es muy importante para las ciudades. En nuestro caso, el puerto se puede desarrollar mucho más; también permitiría fortalecer el comercio internacional”, dijo el congresista

 “El ferrocarril debe ser parte del sistema de transporte, asociado al Puerto de Iquique y a la Zona Franca”, reforzó el parlamentario, quien destacó que el tren está en la historia de Iquique y del norte.

“Si revisamos nuestra historia, -añadió el Senador Soria- podemos constatar hoy que los puertos del norte de Chile están aptos para operar para el transporte a granel, por lo que este tren es clave, ya que nos permitiría traer las grandes cantidades de productos y alimentos que vienen desde el centro de Sudamérica, destinados al mundo y al Asia Pacífico; éste último, el más grande mercado mundial que requiere de nuestros alimentos”

El alcalde de Iquique, Mauricio Soria, que también estuvo participando en el periplo ferroviario, recordó que hace 50 años y más aún, la conectividad de Iquique con Santiago era muy difícil y, precisamente, el tren cumplía con conectar a los nortinos con la capital.

“Hoy, las condiciones son otras -dijo el alcalde-, pero igualmente el ferrocarril es necesario para el transporte a gran escala. Esperamos tener un ferrocarril bioceánico, que, uniendo algunos tramos con Bolivia, por ejemplo, nos permitiría pensar en llegar al Atlántico, es decir, lograr la conectividad en Sudamérica con el resto del mundo”.

Por lo pronto y despertando la adhesión de los vehículos que pasaban por la carretera, ubicada más debajo de la línea férrea, saludaban con bocinazos el paso del tren, vislumbrando emocionados, cómo, ya es posible contar con la conectividad entre Iquique y Alto Hospicio

Mario Villalobos, de Ferronor señaló que la prueba técnica fue exitosa y que se espera que a la brevedad se pueda inaugurar el recorrido, siendo un aporte trascendental en lo que será el área metropolitana de esta región, conformada por las dos grandes urbes de Iquique y Alto Hospicio.