Edición Cero

Ante la desclasificación de información que realizó el Fiscal Regional de O´Higgins, Emiliano Arias, donde se divulga una Carta del obispo Alejandro Goic dirigida al Cardenal Ricardo... Movimiento de Laicos comienza a unirse tras cuestionamientos a jerarquía eclesial y carta de obispo Goic a Ezzati

Ante la desclasificación de información que realizó el Fiscal Regional de O´Higgins, Emiliano Arias, donde se divulga una Carta del obispo Alejandro Goic dirigida al Cardenal Ricardo Ezzati (año 2013), el movimiento “También Somos Iglesia-Chile”, comienza a generar acciones en conjunto. Es el caso de los laicos de Santiago e Iquique, que expusieron una declaración en conjunto.

1.- Se confirma lo que el Pueblo de Dios intuía: existió y aún existe hipocresía descarada de parte del actual Cardenal Ricardo Ezzati. La máxima autoridad ministerial jerárquica nos mintió -una y otra vez- a causa del autoritarismo y su indolencia recurrente. Quedó en evidencia el poder omnímodo del cardenal, lo cual es una señal de una autoridad soberbia, autosuficiente y manipuladora.

2.- En la Carta se percibe una clara división entre las máximas autoridades eclesiales de Chile. Por tanto, recurriendo al Concilio Vaticano II,  refiriéndose a los obispos, nos señala: “…eviten todo conato de dispersión para que todo el género humano venga a la unidad de la familia de Dios” (Lumen Gentium, N°28. La crisis proviene desde la punta de la pirámide eclesial y no desde su base pastoral, que es el Pueblo de Dios.

LA DECLARACIÓN

La nota la suscriben los representantes de ambos movimientos También Somos Iglesia-Chile.  Enrique Orellana, por Santiago y Leonel Reyes Fernández, por Iquique. Señala:

1.- Se confirma lo que el Pueblo de Dios intuía: existió y aún existe hipocresía descarada de parte del actual Cardenal Ricardo Ezzati. La máxima autoridad ministerial jerárquica nos mintió -una y otra vez- a causa del autoritarismo y su indolencia recurrente. Quedó en evidencia el poder omnímodo del cardenal, lo cual es una señal de una autoridad soberbia, autosuficiente y manipuladora.

2.- En la Carta se percibe una clara división entre las máximas autoridades eclesiales de Chile. Por tanto, recurriendo al Concilio Vaticano II,  refiriéndose a los obispos, nos señala: “…eviten todo conato de dispersión para que todo el género humano venga a la unidad de la familia de Dios” (Lumen Gentium, N°28. La crisis proviene desde la punta de la pirámide eclesial y no desde su base pastoral, que es el Pueblo de Dios.

3.- Ya no existen argumentos morales y éticos para que siga a la cabeza de la Iglesia eclesiástica chilena. Por tanto, solicitamos la renuncia inmediata a todas sus funciones de interlocutor y mediador comunicacional de los obispos renunciados. Es una vergüenza pública que daña a quienes sí trabajamos para que el Reino se haga presente en el mundo.

4.- Que todos los Movimientos, Comunidades y Organizaciones de Laicos y Laicas estén atentos a los acontecimientos en los futuros días. El Espíritu Santo nos insta a renovar a nuestra Iglesia participando activamente en todas las instancias pastorales donde se huela a corrupción clericalista y actitudes anti Vaticano II.

5.- Hoy la Iglesia universal está en crisis. Igual que las grandes potencias que tienen al planeta al borde de una guerra nuclear y/o de una devastadora  guerra comercial. Este confronte nos lleva al derecho internacional de la ONU. que en su Declaración Universal de los Derechos Humanos, dice en su Art. Primero: “los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos,  y dotados como están de razón y conciencia deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.  La disonancia está en que el Estado Vaticano no es miembro de la ONU, solamente un observador, por cuanto no es miembro pleno, pues no es un “estado democrático” (con separación de poderes), contradiciéndose con su discurso habitual en defensa de la democracia y la libertad, negando de esta manera los principios del evangelio. Esto en la práctica de hoy niega el clamor del Pueblo de Dios, que exige participación en la Iglesia y en la elección de sus obispos y párrocosDemocratizar es Evangelizar.

Chile, Julio 22 de 2018.

Chile, Julio 22 de 2018.

OTRA IGLESIA ES POSIBLE… DEMOCRATIZÁNDOLA. PERO SIN CÓMPLICES, NI ENCUBRIDORES, NI ABUSADORES!!!

NOTAS RELACIONADAS

En este link de Piensa Chile, puedes conocer los principales puntos de la carta, seleccionado por El Mercurio, sin posibilidad de acceder a todo el contenido, como se expresa en el portal Piensa Chile.

La carta del obispo Goic al arzobispo Ezzati que es parte de la investigación del Ministerio Público por encubrimiento