Edición Cero

Cambio 21/ Hace una semana durante la reunión realizada en la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el abogado Jaime Bassa, quien cuenta... Caballerito el Honorable: gritó en medio del hemiciclo que “ni cagando” se disculpará por exigir chaqueta y corbata a académico

Cambio 21/ Hace una semana durante la reunión realizada en la comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, el abogado Jaime Bassa, quien cuenta con un extenso currículum, fue criticado por los diputados UDI, Osvaldo Urrutia, y el radical José Pérez, por la vestimenta con la que asistió.

Le dijeron que andaba suelto de cuerpo y le pidieron respeto por los que sí se esforzaban por ir vestidos adecuadamente.

En la instancia el diputado de Revolución Democrática, Jorge Brito, en su defensa, le solicitó al abogado que expusiera en detalle su extensa experiencia laboral y al finalizar, Bassa preguntó “no sé si la corbata me agrega algo”.

Tras este altercado este jueves durante una sesión realizada en el Congreso, el diputado independiente René Saffirio, le solicitó al presidente de la Cámara que le pidiera excusas a Jaime Bassa porque “muchos proyectos que se analizan en esta Cámara cuentan con su valioso aporte y no merece el trato que recibió”.

Mientras Saffirio realizaba esa petición, se escuchó al diputado UDI, Ignacio Urrutia gritar “ni cagando”.

Al finalizar la sesión, los periodistas le preguntaron a Ignacio Urrutia por qué había dicho este improperio en la sala. El diputado UDI respondió que “ni cagando” es una expresión campechana “yo soy campechano y no le veo lo malo, no le veo nada extraño”.

Cuando le dijeron que lo pasarían a la comisión de Ética, dijo “no es ninguna novedad, ya me han pasado muchas veces”.

Diputado deslenguado y de las controversias

Desde 2012 Urrutia ha protagonizado varias polémicas en la Cámara de Diputados. En septiembre de ese año lanzó insultos contra el expresidente Salvador Allende mientras se realizaba un minuto de silencio en su memoria. Al mes siguiente volvió a la palestra por expresar su rechazo al ingreso de homosexuales a las Fuerzas Armadas, argumentando que «nos van a invadir cualquier país con una facilidad gigantesca»,​ y «si aceptan homosexuales en el Ejército, Perú y Bolivia nos volarán la raja» (sic).​ Posteriormente arremetió en duros términos en contra del entonces ministro Andrés Chadwick, luego de que fuera cuestionado por sus dichos contra los homosexuales, asegurando que «Chadwick no vale nada, vale callampa» (sic).

El 24 de marzo de 2014, desató una controversia por sus prejuicios frente a la vestimenta del diputado Gabriel Boric. Durante una sesión de la Cámara de Diputados tomó la palabra para criticar la ropa y el estilo de su colega parlamentario, quien asistió a la sede legislativa sin terno, sin corbata y con una camisa arremangada. Boric declaró posteriormente «La ropa no es un tema. Lo importante es lo que yo defiendo», lo que terminó con la controversia.

En diciembre de ese mismo año, Urrutia solicitó guardar un minuto de silencio en memoria del ex-dictador Augusto Pinochet, ante lo cual todos los miembros de la Nueva Mayoría, independientes, y algunos de las bancadas de los partidos y movimientos de derecha, salieron de la sala.

​ Después del revuelo, Urrutia dijo a los medios que la izquierda chilena «le ha hecho homenaje o minutos de silencio a cuanto terrorista a uno se le pueda llegar a ocurrir en este país, y porque uno le pide un minuto de silencio para quien salvó a nuestro país de la dictadura marxista se enojan y se mandan a cambiar» (sic).​

El 10 de septiembre en el marco de la discusión del proyecto que busca la reparación a los ex presos políticos, se mostró en contra de la medida y señaló que con la propuesta se busca dar financiamiento a grupos «terroristas (…) en vez de homenajear a los verdaderos patriotas»; «Los verdaderos héroes están en Punta Peuco», agregó en su intervención, haciendo referencia a los militares condenados por violaciones a los derechos humanos que se encuentran en reclusión en dicho lugar.

El 5 de enero de 2016, causó polémica al desarrollar un proyecto de ley, junto con sus compañeros de partido, los diputados Gustavo Hasbún y Jorge Ulloa, el cual condenaba, según sus propias palabras, «El que públicamente niegue, enaltezca o minimice los hechos de gobiernos que a lo largo de la historia haya trasgredido la Constitución Política y las leyes será sancionado con presidio menor en su rado mínimo y multa de 5 UTM». Aunque en ningún momento se menciona el nombre de Salvador Allende, este sí aparece en carta de fundamentación del polémico proyecto.

El 19 de abril de 2018, durante el anuncio del retiro de la ley donde se indemnizaba a las víctimas de las Violaciones de los derechos humanos del Régimen Militar en Chile, produjo la molestia de diputados del Frente Amplio y la Nueva Mayoría, con este comentario durante su intervención:

“Es una excelente noticia que el gobierno haya retirado este proyecto que es nefasto. No es la única vez que se entregan estos beneficios, es como la décima vez que se entregan estos regalitos a gente que en el fondo fueron más que exiliados, fueron más que nada terroristas en el pasado. Así que en buena hora el gobierno retiró el aguinaldo que le querían entregar a esta gente y espero sinceramente que en el futuro no se presente nunca más un proyecto de esta naturaleza”