Edición Cero

El jardín infantil Mar de Colores de Integra, celebró junto a la comunidad de la caleta Chanavayita, el inicio de la fiesta de los... Jardín Infantil “Arenita de Mar”, celebró junto a comunidad de Chanavayita a los santos patrones, San Pedro y San Pablo

El jardín infantil Mar de Colores de Integra, celebró junto a la comunidad de la caleta Chanavayita, el inicio de la fiesta de los patronos San Pedro y San Pablo, actividad que contempló una procesión por la localidad y la entrega de ofrendas en la gruta donde se ubica el altar, por parte de los niños, niñas y sus familias.

La iniciativa busca inculcar en los párvulos la cultura y las tradiciones y desarrollar la identidad en relación al proyecto Educativo Institucional del jardín infantil, la “Cultura Local”.

En la oportunidad, además de la comunidad educativa, participaron redes comunitarias; como Carabineros, representantes de la junta de vecinos y del sindicato de pescadores de la localidad, quienes  colaboraron durante todo el trayecto.

Paulina Ossandón, directora del establecimiento, explicó que “la idea de desarrollar esta experiencia educativa es para que los niños y niñas se sientan partícipes de la festividad y comprendan el real significado, más allá de un tema religioso. La mayoría de las familias son gente de mar, pescadoras y recolectoras, por lo tanto es una tradición y algo totalmente popular, por lo mismo, una gran experiencia para que vivan sus hijos”, indicó.

Yocelin Sanhueza, en tanto, directora regional de Integra, señaló que “la iniciativa promueve la importancia de la cultura local y resalta los diferentes oficios tradicionales de la localidad, como los recolectores de huiro, pescadores y mariscadores, entre otros, lo que permite sensibilizar a los niños y niñas en torno a los valores de respeto y amor por el lugar donde ellos pertenecen”, precisó.

Los niños disfrutaron fotografiándose junto al santo al interior de una embarcación y luego, en compañía de sus apoderados caminaron hasta el altar ubicado en la gruta, para dejar las ofrendas preparadas durante la semana por cada uno de los niveles educativos.

La actividad finalizó con una convivencia y la exposición de trabajos realizados por los niños y niñas en torno a la figura de san Pedro.