Edición Cero

Una invasión de color y arte es la que ha experimentado desde hace algunas semanas, el muro construido entre la calle Oscar Bonilla y... Figuras religiosas sobresalen en mural que Vecinos de Barrio Norte Hospital pintan en costado de Cementerio N°1

Una invasión de color y arte es la que ha experimentado desde hace algunas semanas, el muro construido entre la calle Oscar Bonilla y Pasaje San Rosendo a un costado del cementerio N°1 de Iquique. La iniciativa desarrollada por el programa Quiero Mi Barrio de Minvu, es parte de la renovación urbana que se está realizando en el sector de Norte Hospital.

A través de una activa participación de los vecinos en la etapa de diseño y ejecución, poco a poco las opacas murallas de este sector han ido dando paso a una colorida pintura alusiva a la fiesta de San Lorenzo, la virgen del Carmen y de La Candelaria, permitiendo de esta forma renovar y rescatar espacios públicos que antes estaban abandonados.

Rosa Coevas, dirigente de la Junta de Vecinos de Norte Hospital manifestó su conformidad con el trabajo realizado con el mural y la activa participación de adultos y niños en todo este proceso. “Los vecinos eligieron la temática y los diseños a pintar en el muro perimetral que se construyó, sector el cual ellos mismos decidieron denominar Paseo San Rosendo”, señaló.

El Seremi de Minvu, Mauricio Hidalgo destacó que este tipo de iniciativas “que sin duda están hermoseando a este sector, se suman al Plan de Obras que se está realizando en el barrio a través de la cartera de proyectos definida en un trabajo participativo con los propios vecinos y que contempla entre otros el Mejoramiento Plazoleta Juan Rojas; Esquinas Peatonales Piloto Pardo/Pasaje Iquique y el Paseo Peatonal Muro Cementerio”, indicó.

Agregó que el objetivo de este programa, “no sólo es construir obras, sino también entregar las herramientas necesarias para fortalecer la participación ciudadana y de esta forma contribuir a una convivencia amigable y segura”.

Es importante mencionar que el Minvu ha destinado una inversión global para desarrollar los planes sociales y de obras, de más de 640 millones de pesos, lo que beneficiará a alrededor de 500 familias que viven en las juntas de vecinos que componen este barrio.