Edición Cero

Anyelina Rojas Valdés.- Lo que ocurrió hoy en el Consejo Regional de Tarapacá no fue inesperado. Era predecible que los Cores mantuvieran su votación,... Y seguimos sin presidencia titular en el Consejo Regional de Tarapacá. Desde el momento uno, se entrampa el diálogo fluido

Anyelina Rojas Valdés.- Lo que ocurrió hoy en el Consejo Regional de Tarapacá no fue inesperado. Era predecible que los Cores mantuvieran su votación, tal como ocurrió en la sesión de este lunes. Hubo 7 preferencias para el socialista Rubén Berríos; 5 para Felipe Rojas, de Evópoli. La única diferencia es que en esta ocasión la Democracia Cristiana cerró con dos abstenciones; se mantuvo la de Verónica Aguirre y se sumó la de Jorge Zavala, que ahora sí estuvo en Sala al momento de votar. Sin embargo, no hubo el quórum que norma la ley, que es de  50% más 1, es decir, 8 preferencias para una de las opciones. El resultado es que, este organismo colegiado, sigue sin Presidente o Presidenta titular, mientras que la ciudadanía, necesita cuanto antes, que esta instancia, comience a funcionar.

Otro elemento que considerar es que el Presidente Accidental del CORE, Lautaro Lobos, tiene todas las atribuciones en el ejercicio del cargo, a excepción de la de dirimir, cuando no hay acuerdo. Así ocurrió en la última sesión del CORE anterior, que presidía Luis Carvajal, quien, dirimió a favor de la compra de la cárcel de Pisagua, cuando se produjo el empate.

Lo que ha ocurrido en estos últimos días, tiene que ver con la necesidad que la democracia fluya como debe ser y que no se produzcan estancamientos. Como el ejercicio de la democracia implica diálogos, es que la próxima -y tercera sesión- para abordar como único tema la elección del Presidente del Consejo Regional, haya sido fijada para este lunes 19 de marzo, al mediodía. Se supone que este plazo prudente, obligará a los consejeros en ejercicio a ponerse de acuerdo -lo que algunos llaman “negociar”- para que salga humo blanco y no pase de ese día, sin tener al Presidente o Presidenta, titular.  Algo aparentemente simple se torna como un tremendo desafío político.

Creo que habría que marcar la palabra “Presidenta”, porque la única mujer en el CORE es la democratacristiana Verónica Aguirre, cuyo nombre como sugerencia, estuvo en el entorno del bloque derechista (Evópoli, RN y UDI). Sin embargo, consultada por la periodista autora de este comentario, dijo no estar interesada en llegar a la testera del Consejo Regional. Su abstención se fundamenta en el hecho que “no nos han considerado en las conversaciones” y que lo único que pretende a su juicio casi quebrada Nueva Mayoría, es lograr que Berríos sea electo, “utilizando para ello a la DC”.

Verónica Aguirre dijo que jamás fueron invitados a participar de las conversaciones de la Nueva Mayoría, “fuimos excluidos”, remarcó la representante de la provincia del Tamarugal. La consejera es madre del ex CORE y actual alcalde de Pozo Almonte, Richard Godoy.

Descartó que su voto de abstención, afecte el desempeño del Consejo Regional y que lo que espera es que se produzca el diálogo antes del lunes. “Estoy actuando con madurez y soy responsable”, dijo, hablando a quienes votaron por ella. Reiteró que sus colegas Cores ni siquiera se han acercado ni le han preguntado el porqué de su abstención.

En la misma línea, el CORE Jorge Zavala, señaló, en base a conversaciones que se han filtrado, según él mismo reconoció, que el sector que apoya a Berríos, “se quiere repartir los cargos. No es posible que la Democracia Cristiana, que ha llamado a la unión en la región y ejemplifica con el triunfo de los alcaldes de Alto Hospicio y Pozo Almonte, se le excluya”.

Para Zavala “es muy claro que la izquierda no quiere conversar con la DC”, por lo tanto, seguirán manteniendo la postura de abstención y proponiendo -aunque no lo hicieron en sala, a viva voz-, que la única mujer, Verónica Aguirre, sea la candidata a la Presidencia. Zavala y Aguirre están claro que no van a tener los votos necesarios. Incluso, la misma aludida señaló que no quiere ser candidata a la Presidencia.

UN LABERINTO

Tratemos de caminar por este laberinto.  Desde que en noviembre del año pasado se contara con los CORES electos, el primer cálculo fue ver cómo se dividían las fuerzas. Lo primero fue considerar dos bloques: la izquierda la DC  y el sorismo, por un lado,  y la derecha, por otro. Pero en realidad son tres bloques, porque como ahora irrumpe un nuevo sector representado por el Frente Amplio, con 3 consejeros regionales. Eso, obviamente hablando, es un “detalle” de gran peso político, a la hora de negociar.

Así, al momento de constituirse el Consejo Regional y de definirse la Presidencia, queda claro que este tercer bloque, marca. Y Harto. Sus tres votos se fueron hacia la Nueva Mayoría, apoyando a Rubén Berríos, socialista, mientras que Felipe Rojas va por la derecha, concitando el apoyo de Evópoli, mediante su misma persona y de la UDI y RN.

Hay otro elemento a considerar. La casi duplicidad de cargos de Alvaro Jofré Cáceres, ya que por ahora es CORE en ejercicio y gobernador designado, aún “sin decreto”.  Reafirma su rol de consejero, indicando “lo demás es música”, al referirse a su designación como gobernador de la Provincia del Tamarugal.  De acuerdo a la ley, el consejero RN, tiene todas las facultades desde que juró como tal, éste 11 de marzo, de renunciar al cargo, el cual sería asumido por el también RN José Lagos.

Sin embargo, no lo hace. ¿Por qué? Muy simple, porque si renuncia, el tema pasa al Tribunal Electoral Regional, que debe tomar conocimiento de la situación y oficializar la nominación de su sucesor. Este trámite puede tardar varios días y, por lo tanto, si se llama a votación nuevamente y se mantiene la tendencia, el quórum con un consejero menos, baja. Resultado, ganaría la opción de Rubén Berríos. Por eso el CORE Jofré no renuncia.

Pero, tras bambalinas, parroquianos de su mismo sector, ya visualizan que de mantenerse el tema sin resolver, -porque resulta impensable que no asuma un gobernador designado por el nuevo Presidente, Piñera- simple y llanamente nombren a un nuevo gobernador. Así, el empresario radial, al ser leal con su bloque, sin querer, está arriesgando su propio futuro político. Las ansias de poder, en el entorno, están a la orden del día.

Hay que considerar que Alvaro Jofré es la primera mayoría electoral en el Consejo; un dato no menor, al evaluar el peso electoral que tiene.

LA ABSTENSIÓN

Decíamos que desde que los CORES fueron electos. Y a medida que se acercaba el momento de asumir, las conversaciones políticas se intensificaron. Así nace la idea en la derecha, de “invitar”, a los CORES democratacristianos, a votar por Rojas. Sin embargo, habiéndose logrados acuerdos en la Nueva Mayoría y DC en la conformación de ambas Cámara, la idea no cayó bien en el centralismo, que habría efectuado algunos llamados que dieron como resultado, que el apoyo a Rojas, pasara a la abstención. Esta decisión permite ganar tiempo, por ahora.

La regulación de los actos del CORE es clara y no considera que los consejeros no lleguen a acuerdo sobre la elección de su Presidente (a), ante la eventualidad que se siga aplazando la definición. Es decir, la ley no se pone en el escenario que no haya acuerdo y que por el contrario asume que en algún momento se produce el acuerdo.

Así lo cree Felipe Rojas quien confía en que el acuerdo entre las distintas fuerzas políticas se producirá. “Esta mesa necesita gobernabilidad de tal manera de enfrentar los desafíos que tenemos en este periodo”, afirmó.

Sostiene que su sector está dispuesto a compartir la mesa, en 2 y 2 años, pero sin excluir a ningún sector. “Hay que ser generoso, hay que ceder para poder negociar”, ha dicho.

OPOSICIÓN

Siendo éste un gobierno de derecha, las fuerzas de oposición tienen por delante un gran desafío, como es el de construir una oposición sólida y constructiva. De allí que deberá realizar todos sus esfuerzos por organizarse, llegar a acuerdos y, dialogar. “Esa es una necesidad democrática”, señaló el Secretario Regional del PC, Julio Aránguiz.

El dirigente comunista no visualiza un escenario donde la presidencia del Consejo Regional se distribuya en dos años para la Nueva Mayoría y 2 para la derecha. Por el contrario, insiste en la necesidad de contar con una oposición sólida, que refuerce la democracia.

Pone el acento en cómo viene la mano de la derecha. Nos hemos enterado tras denuncia del diputado Hugo Gutiérrez que el nuevo Gobernador del Tamarugal, Luis Tobar, pidió que se constituyera en dependencias de la Gobernación del Tamarugal, la SIP de Carabineros en busca de micrófonos ocultos. Franca y abierta acusación al ex gobernados Rubén Moraga, que además, ha sido un destacado académico universitario.

Así está de movida la política local.