Edición Cero

Anyelina Rojas Valdés/ Periodista La cárcel de Pisagua, declarada Monumento Histórico Nacional, está llena de historia, desde que el viejo puerto, puerto mayor en... Vieja cárcel de Pisagua: Usada en tres periodos como centro de prisión política. Hoy se rescata como Sitio de Memoria

Anyelina Rojas Valdés/ Periodista

La cárcel de Pisagua, declarada Monumento Histórico Nacional, está llena de historia, desde que el viejo puerto, puerto mayor en el auge del ciclo del salitre, fuera anexado al territorio nacional; e incluso antes, cuando era parte del Perú; hasta ahora, pasando por varios periodos que sirvió como recinto de reclusión del servicio de Penitenciaria, como cárcel de presos políticos en tres periodos, como hotel y hoy, en un completo abandono, pese a su condición monumental. De allí que la decisión del Consejo Regional de Tarapacá, decida aprobar los recursos para su adquisición, de manos de privados, recuperando un bien público; y que después se inicien los primeros trabajos con miras a su restauración, es de una importancia trascendental.

Este hecho, no exento de polémica, en que los Consejeros Regionales del último anterior Consejo, votaron de forma empatada, debiendo inclinar la balanza por la aprobación, su presidente, sigue en polémica. Sin embargo, la decisión está adoptada.

El total del proyecto es de 434.411 millones de pesos, que permitirá adquirir el inmueble Patrimonio Histórico Nacional, contratar las consultorías interdisciplinarias especializadas y gastos administrativos. Todo esto, en un periodo de 12 meses.

El proyecto se denomina “Restauración Ex Cárcel de Pisagua, para el Centro de Interpretación Histórica”, Código BIP 40003160-0, aprobado en la Sesión Plenaria del CORE del 5 de marzo de 2018.  Esta primera etapa, permitirá sentar las bases para comprar el inmueble e iniciar las intervenciones básicas preliminares, que deberán realizar especialistas interdisciplinarios.

Habilitar el Centro de Interpretación Histórica, será un desafío mayor, que no está contemplado con financiamiento para este momento, pero que, sin duda, será una tarea abordar, una vez que se concluya el proyecto aprobado.

La cárcel de Pisagua, cuya construcción data de 1910, se ubica en Calle Videla N° 414, esquina calle Angamos, comuna de Huara, emplazada en una superficie de 1.289 metros cuadrados. El proyecto considera recuperar la totalidad de la edificación, partiendo por limpieza para seguir con la recuperación de superficies, reparación de elementos diversos y reposición. Todo ello, tendiente a recuperar la vida útil de la ya dañada estructura.

Según el Informe Ejecutivo, lo que se pretende es recuperar el edificio patrimonial, pero manteniendo su estructura original y sólo reemplazando elementos dañados no rescatables, por materiales similares.

También se contempla estudiar el inmueble en cuanto a la señalética de circulación interior y exterior, sistemas de iluminación, seguridad y evacuación de público; además de la museología. Todo esto permitirá transformarla en un espacio patrimonial abierto al público, en su condición de monumento histórico.

Se espera que, con esta intervención y las futuras, se transforme en un museo que exprese en forma gráfica, la temática del auge del salitre, como los hitos históricos como centro carcelario, incluyendo el periodo posterior a 1973, cuando se

utilizó como recinto de prisión política y tortura. Desde este lugar, desaparecieron prisioneros, que después fueron encontrados en la fosa clandestina de Pisagua, un hecho sinigual en la historia de Chile.

La Cárcel de Pisagua fue declarada Monumento Histórico mediante Decreto Supremo de Educación Nº 780, de 3 de diciembre de 1990, cuando ya se encontraba en manos de privados y funcionaba como hotel.

Así, el 6 de febrero de 2008 se declara Monumento Nacional en la categoría de Monumento Histórico los inmuebles de Pisagua: Escuela, Multicancha Deportiva y Fosa. Se fija límites para los edificios declarados como Monumento Histórico, la cárcel, mercado y teatro municipal de esa localidad.

En la actualidad el edificio se encuentra en el más completo abandona y sufre de un deterioro constante y progresivo. Sus propietarios, la familia ariqueña de apellido Paniagua, aceptó vender el inmueble, ante el fallecimiento Iván Paniagua, quien lo adquirió.

La cárcel de Pisagua, no sólo es un bien patrimonial físico. También lo es como un bien intangible que subyacen a éste. Es decir, es un patrimonio cultural referido a una época y asociado a valores sociales e históricos, que han ido construyendo también, a la identidad regional.

Además, tiene un potencial turístico como lugar conmemorativo y de memoria, tal como ocurre, por ejemplo, en Europa con los Sitios de memoria que dan cuenta del holocausto y que atraen a miles de turistas de todo el mundo.

Este hecho, sin duda, también generará un dinamismo económico en la localidad de Pisagua. Sólo basta recordar que Pisagua es un lugar hito en lo que fue la Guerra del Pacífico y la explotación del salitre durante el auge del ciclo económico del llamado oro blanco. Además, desde el mundo de vista memorial y conmemorativo, el que haya sido lugar de prisión política y que se haya descubierto una fosa clandestina con ejecutados políticos, constituye un elemento importante del punto de vista conmemorativo que atrae al turismo de intereses especiales y a investigadores de todo el mundo.

La cárcel de Pisagua consta de 2 edificios, que datan de distintas épocas históricas. En uno funcionaba Gendarmería y en el otro, recinto penitenciario. El primero es de dos pisos y las celdas están en tres pisos que se mantienen hasta hoy, con un alto grado de deterioro.

Esta cárcel fue usada en tres periodos de gobierno, como centro de prisión política. Durante el Gobierno de González Videla, cuando se aplicó la Ley de Defensa  de la Democracia, conocida como “Ley maldita” y se apresó a militantes del Partido Comunista entre 1947 y 1948.  El Presidente Carlos Ibáñez del Campo le dio el mismo uso en 1956, por un periodo de dos meses.

Sin duda, el momento más crítico fue cuando se usó como Campo de Concentración de prisioneros Políticos, tras el golpe militar encabezado por Augusto Pinochet. No sólo la cárcel se usó para este fin, sino que otros inmuebles y espacios de la pequeña localidad, que en su conjunto fue entendida como campo de prisioneros. Su geomorfología la hace ser una cárcel natural.

HOTEL

Como una forma de borrar la historia y la memoria, tal como ha ocurrido con otros sitios, la Cárcel de Pisagua fue enajenada por el Estado, es decir, se vendió. Así, el empresario ariqueño, amante de la historia, Iván  Paniagua Venturini, se interesó por adquirir el inmueble, vía remate público, materializando la compra en 1987.  Echó a andar un proyecto turístico, transformando la cárcel en un hotel de turismo, para lo cual intervino el edificio, instalando 12 habitaciones, comedor, cocina, recibidor y todo lo que un hotel requiere para atender a los turistas.

Los propietarios, incluso, promocionaron el hotel, a través de un video https://www.youtube.com/watch?v=sHVE3M7WMWU

Pero finalmente el negocio no prosperó y quedó en el abandono. Hace unos años, Paniagua falleció y fueron sus descendientes los que finalmente accedieron a vender el inmueble.

El Consejo de Monumentos Nacionales, produjo un video sobre Pisagua

https://vimeo.com/138924281

Referencias

Consejo de Monumentos Nacionales

Proyecto Restauración Cárcel de Pisagua, Código BIP 40003160-0

Investigación periodística propia

www.edicioncero.cl