Edición Cero

Tranquilo, con la convicción que tiene el perfil para el cargo y que logró 7 adhesiones, el Consejero Regional,  Rubén Berríos, de militancia socialista,... Ruben Berríos: “Creo que cumplo con el perfil, pero no quiero ser obstáculo, por eso bajo la opción de ser candidato a presidente del Consejo Regional”

Tranquilo, con la convicción que tiene el perfil para el cargo y que logró 7 adhesiones, el Consejero Regional,  Rubén Berríos, de militancia socialista, decidió dar un paso al lado y retirar la opción de ser candidato a la presidencia del CORE  de Tarapacá. En tres oportunidades su nombre se enfrentó al  de Felipe Rojas, de Evópoli, apoyado por toda la derecha y la votación se mantuvo en 7 a 5, más las abstenciones de la democracia cristina, sin que se lograra el quórum requerido, es decir, 50% más 1, de la votación: 8 votos.

“¿Para qué voy a insistir en una cuarta votación, si ya, tres veces fue el mismo escenario?”, señaló Berríos, quien, aunque no se ha reunido con el  bloque opositor hasta ahora, ya ha comunicado su decisión a los demás Consejeros, mediante conversaciones. Ante la eventualidad que, pese a ello, su nombre sea propuesto, no aceptará.

No es la primera vez que Berríos enfrenta una situación similar. En el anterior Consejo, definió la Presidencia contra Luis Carvajal. Y cómo no se lograba consenso, optó por bajar su nombre y votó, finalmente, por Isidoro Saavedra. Ganó Luis Carvajal. Y ni Carvajal ni Saavedra, continúan como consejeros.

En el círculo cercano a Berríos, se entiende que lo que ha hecho el Consejero, al retirar su nombre de la disputa, es un acto de generosidad, y que lo hace no pensando en sus aspiraciones, sino que en el  bien del máximo organismo colegiado de la Región.

“Sería testarudo si insisto. Porque está clara la lectura de lo que hay hasta ahora. No logré el consenso. Creo que es algo obvio lo que hago, porque falta un voto a mi favor y está claro que no lo conseguí.  También está claro que tenía la aspiración de ser Presidente, pero si no lo logré,  no debo insistir”, remarcó Berríos.

Respecto a la opción que circula sobre la posibilidad que el frenteamplista, Alberto Martínez sea el Presidente del Core, no descarta que esa situación se dé, porque algunos consejeros, fuera del pacto opositor, han manifestado que estarían disponibles para darle el voto al destacado académico  y decano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UNAP.

La otra alternativa que se baraja, es que el periodo de la presidencia del Consejo Regional, que será de casi 3 años, se divida. En dos o en tres. Esta fórmula, facilitaría lograr el consenso.

LA PRESIDENCIA

, por eso el cargo recayó en el Core, representante del sorismo, Lautaro Lobos Lara.La pregunta es, ¿por qué atrae tanto la Presidencia del Consejo Regional?

Las facultades del Presidente o Presidenta, son: Confeccionar la tabla, moderar las discusiones de las temáticas que se aborden en las reuniones plenarias, tener la representación protocolar. Sin embargo, quizás un punto muy relevante, es que tiene la facultad del voto dirimente, es decir, si hay empate, su voto define la decisión. Algo, no menor, por cierto.

El actual Presidente, el Core Lautaro Lobos, no tiene esa facultad, puesto que su calidad es la de “presidente accidental”. La primera opción, dice la ley, es que asuma la presidencia de ese organismo colegiado, el presidente anterior. En este caso, Luis Carvajal no fue reelecto, por lo tanto, se pasa a la segunda opción. Esto es, que uno de los Consejeros, haya tenido la presidencia anteriormente, situación que tampoco se dio. La última y tercera opción, es que asuma el mayor de los consejeros electos, el más longevo, por eso el cargo recayó en el Core, representante del sorismo, Lautaro Lobos Lara.