Edición Cero

Profundo impacto causó en la feligresía y comunidad iquiqueña, el fallecimiento del obispo emérito de la diócesis de Melipilla, monseñor Enrique Troncoso, quien fue... Pesar en Iquique por fallecimiento de quien fuera obispo de la Diócesis, monseñor Enrique Troncoso entre 1989 -2000

Profundo impacto causó en la feligresía y comunidad iquiqueña, el fallecimiento del obispo emérito de la diócesis de Melipilla, monseñor Enrique Troncoso, quien fue obispo en Iquique, entre los años 1989 al  2.000. Sus funerales se realizarán este domingo de Resurrección en Melipilla.

Considerado un cura de pueblo, muy cercano a la gente y originario de la localidad rural de Alhué, monseñor Troncoso falleció tras una larga enfermedad, que afectó su cerebro, producto de un tumor,  que lo mantuvo muy deteriorado. Había nacido el 11 de noviembre de  1937, encontrando la muerte a los 81 años.

Después de una larga trayectoria eclesial, monseñor Tronoso fue designado obispo de Iquique en la antesala de una fecha simbólica, el 15 de julio de 1985, asumiendo sus funciones en septiembre del mismo año, manteniéndose hasta mayo del 2.000, ya que debió asumir las mismas funciones episcopales en la diócesis de Melipilla.

El obispo Troncoso, en Iquique y dado su origen en Alhué, siempre fue percibido como un cura de pueblo, cercano a la gente. Vivió da manera austera y sencilla en

 toda su carrera, lo que también fue su característica en Iquique. Mantuvo siempre cercanía con las comunidades cristianas y se interiorizó mucho con los bailes religiosos.

Otra faceta que desarrolló, fue la de las Comunicaciones. A su llegada a la Diócesis de Iquique, ya existía el Departamento de Comunicaciones, sin embargo, él de dio un nuevo  impulso y generó una línea de trabajo muy cercana a los medios de comunicación de la ciudad. Siempre respondía las preguntas y nunca eludió algún tema, por crítico que fuera. Y lo hacía, desde su característica propia de la sencillez.

También desarrollo internamente un trabajo de fortalecimiento y preparación de los funcionarios del obispado, a través de cursos y jornadas que se realizan de manera muy entretenida.

Sus funerales se realizarán justo este domingo de resurrección,  a las 16 hrs en la Catedral de Melipilla.

DIÓCESIS DE MELIPILLA

En su web institucional, la Diócesis de Melipilla, publicó la biografía de su Obispo Emérito.

Monseñor Enrique Troncoso: Nació en Villa Alhué el 11 de noviembre de 1937. Hijo de Enrique y Dolores, es el mayor de seis hermanos. Fue bautizado y confirmado en la Parroquia San Jerónimo de Villa Alhué, sus estudios básicos los realizó en la escuela pública de esa misma localidad, mientras que la enseñanza de humanidades en el Seminario menor de Santiago.

En el mes de Marzo del año 1955 Monseñor Troncoso se incorporó al Seminario Pontificio Mayor de Santiago, para iniciar así su formación sacerdotal, durante ese período cursó Teología en la Universidad Católica de Chile.

En el año 1961 vivió un año pastoral donde se ordenó de Diácono, trabajando en la Parroquia San Cayetano de la Población La Legua en Santiago. El 23 de Diciembre de ese año recibió su Ordenación Sacerdotal de manos de Monseñor Raúl Silva Henríquez, en ceremonia realizada en la Iglesia San Ignacio de la Capital.

Su primer destino pastoral fue el ser, Vicario cooperador, en la misma Parroquia San Cayetano en La Legua, en los años siguientes, también fue Vicario Cooperador en Talagante, Melipilla y encargado de la Catequesis Zonal. En el año 1967 fue nombrado Párroco de San Antonio, cargo que ejerció durante 10 años, siendo además decano del sector Costa.

En 1977 viajó a España, donde realizó un curso de Actualización Teológica y se recibió de Bachiller en Teología en la Pontificia Universidad de Salamanca, sede Madrid.

De vuelta en Chile, en el año 1978 fue nombrado párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de Talagante, cargo que ocupó por cuatro años. En 1982 Mons. Troncoso asumió la Secretaría General del Arzobispado de Santiago y fue nombrado párroco de la Parroquia Santa Filomena de Santiago. El 3 de Marzo de 1985 asumió como Vice-Rector Formador del Seminario Pontificio Mayor de Santiago.

El Papa Juan Pablo II lo eligió Obispo de Iquique el 15 de Julio de 1989. Monseñor Troncoso, recibió su ordenación Episcopal el 12 de Agosto de 1989, en una ceremonia realizada en el Templo Votivo de Maipú. El 30 de Septiembre del mismo año, asumió como Obispo diocesano de Iquique, cargo que ocupó hasta el 27 de mayo de 2000 cuando el Santo Padre lo nombró Obispo de la Diócesis de Melipilla, de la cual tomó posesión el 23 de Julio de ese mismo año. Su lema Episcopal: “Vengo a hacer tu voluntad”.