Edición Cero

Una herramienta de solución a conflictos en la comunidad educativa tiene la Superintendencia de Educación, como es el mecanismo de la mediación que el... Superintendencia de Educación fomenta la mediación para solucionar los conflictos de convivencia escolar

Una herramienta de solución a conflictos en la comunidad educativa tiene la Superintendencia de Educación, como es el mecanismo de la mediación que el año 2017 alcanzó un total de 1.000 acciones de este tipo a nivel nacional, proceso voluntario, confidencial, gratuito e imparcial, Construye acuerdos destinados a solucionar conflictos que permitan la permanencia de los alumnos y alumnas en el establecimiento educacionales, y establece mejoras en materia de cuidado y seguridad y apoyar las dificultades de aprendizaje.

En la región de Tarapacá, la Superintendencia cuenta con 5 mediadores, los cuales realizan la labor de acercar las partes en conflicto y llegar a acuerdos.

La mediación es un instrumento efectivo, ya que los participantes quedan conformes en sus posiciones, lo que recurrir a este mecanismo es mucho más efectivo que entablar una denuncia ante la resolución de conflictos.

En este contexto el director regional de la Superintendencia de Educacion, Juan Carlos Sánchez Doering, puntualizó, “La participación activa consiste en un compromiso mayor y más específico de los padres y apoderados con el proceso formativo de sus hijos e hijas, para superar una situación, muchas veces puntual, por la que atraviesan y que requiere de esfuerzos adicionales y de nuevas estrategias de apoyo.

En este sentido, la mediación abre un espacio de conversación distinto entre familia y escuela, teniendo como centro el interés superior del niño o niña. Plantea un cambio cultural, hay que entender que no solamente existe una disputa entre posiciones antagónicas, que es lo que ocurre regularmente cuando hay una dificultad, sino que es necesario pasar de esa visión a una que privilegie el diálogo y la colaboración.

Una de las claves del proceso de mediación es que es voluntario, confidencial, gratuito e imparcial y que busca a través del diálogo y en un ambiente de respeto conciliar posiciones entre las partes para solucionar los conflictos y evitar su reedición” aseveró la autoridad educacional.