Edición Cero

Su cincuentenario celebran los socios del Club de Autos Antiguos de Chile y su gran objetivo para celebrarlo es unir al país de Arica... Socios del Club de Autos Antiguos de Chile llegarán el lunes con sus ‘clásicos’ a Iquique

Su cincuentenario celebran los socios del Club de Autos Antiguos de Chile y su gran objetivo para celebrarlo es unir al país de Arica a Punta Arenas. Un grupo de estos audaces llegará el lunes a Iquique.

El rally tiene características especiales. Se trata de unir al país con autos de pre guerra de Norte a Sur. Un grupo de estos clásicos iniciará el recorrido desde Punta Arenas a Santiago, haciendo todo el recorrido por territorio nacional. Un segundo grupo partirá desde Arica a Santiago, iniciando el recorrido hoy sábado hacia Putre y al día siguiente a Colchane, llegando a Iquique el lunes 30 y saliendo  a Antofagasta el martes 31. Posteriormente,  al sur, a Santiago.

Un tercer grupo partirá desde San Pedro de Atacama a Antofagasta, donde se unirán las dos columnas del Norte el día 31, para iniciar viaje el miércoles 1 de noviembre.

“Tanto en los grupos del Sur y del Norte, en la medida que avanza la caravana de este verdadero museo rodante de automóviles, se sumarán en distintas ciudades otros vehículos, los que se juntaran en Viña del Mar el día viernes 3 de noviembre, para partir todos juntos a Santiago, el día sábado. Se calcula que finalmente se juntaran más de 100 autos en la Ciudad Jardín.   Tal como dijo el presidente del CAACH, hay que destacar la importancia que tiene mantener un club unido, de acrecentar nuestra amistad y camaradería, en donde el bien común y la pasión por los autos antiguos estén siempre por encima de las aspiraciones personales o de grupos”, dijo René Piantini, empresario de Antofagasta, uno de los más activos participantes del Norte.

Es importante destacar que este grupo humano, que si bien se conoció gracias a su afición por los vehículos antiguos, ha logrado generar un gran lazo de amistad y convivencia entre sus participantes, ya que juntos han tenido que sacar adelante un proyecto cuyo único propósito es rescatar un pedazo de la historia patrimonial chilena. Pero esto no sólo es mérito de los socios, sino también de sus familias, que han formado parte de este grupo, y han sido testigos de cada una de las vivencias de estos 50 años del club.