Edición Cero

Por su encomiable desempeño en el área de las artes de la Representación y Audiovisuales, el dramaturgo iquiqueño, Guillermo Ward Gómez, fue nombrado como... Guillermo Ward finalmente es incorporado como Miembro Correspondiente de la Academia Chilena de Bellas Artes

Por su encomiable desempeño en el área de las artes de la Representación y Audiovisuales, el dramaturgo iquiqueño, Guillermo Ward Gómez, fue nombrado como Miembro Correspondiente de la  Academia Chilena de Bellas Artes.  En una emotiva ceremonia, Ramón Núñez Villarroel, Miembro Honorario de la Academia Chilena de Bellas Artes, Premio Nacional de Artes de la Representación, Académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile, actor y director teatral chileno, destacó los méritos del artista local, para lograr tal nominación.

En su discurso de recepción destacó Núñez  que el perfil “de Guillermo encaja en el prototipo del hombre del Renacimiento: Psicólogo, terapeuta, maestro, actor, director, diseñador, escenógrafo y dramaturgo, trabaja en la inclusión cultural de los jóvenes con síndrome de Down mediante el teatro, rescatando así el valor terapéutico del teatro que en su origen ya habían descubierto los griegos”.

EL DISCURSO 

La Academia Chilena de Bellas Artes ha decidido hacerse presente en esta histórica ciudad, a fin de oficializar el nombramiento que le ha otorgado al destacado hombre de teatro iquiqueño don Guillermo Ward Gómez, en categoría de “Miembro Correspondiente”.   ¿Pero qué es el Instituto de Chile?  ¿Qué es la Academia Chilena de Bellas Artes?

El Instituto de Chile, es una institución creada por ley de la República, constituyéndose  en una corporación autónoma, con personalidad jurídica, domiciliada en Santiago, y destinada a promover en un nivel superior el cultivo, el progreso y la difusión de las letras, las ciencias y las bellas artes.   Está formado por las Academias Chilenas de la Lengua, de la Historia, de Ciencias, de Ciencias  Sociales, Políticas y Morales;  de Medicina y de la Academia Chilena de Bellas Artes.

Esta última, que nos concierne, contiene tres áreas: Artes Visuales,  Artes de la Representación y Audiovisuales y Artes Musicales.  Sus miembros son asignados a las categorías de “Académicos de Número”,  “Académicos Correspondientes” y   “Académicos Honorarios”, todos ellos pintores, escultores, actores, directores de cine y de teatro,  dramaturgos, diseñadores, musicólogos, compositores e intérpretes;  coreógrafos, bailarines, gestores culturales, críticos y teóricos del arte.

La gran mayoría de los Premios Nacionales en Arte han sido o son académicos de nuestra institución,  todos ellos, artistas, investigadores y profesores universitarios de las artes visuales, escénicas y musicales y han sido incorporados por su aporte al desarrollo de las artes, al patrimonio cultural,  la educación e investigación artística, dedicando ad honorem, parte importante de su tiempo al estudio de los problemas del arte desde la génesis de la creación hasta la exposición de la obra o su estreno y difusión.     Proponemos soluciones, integrando comisiones y jurados, defendiendo los valores éticos y sociales que el arte implica.

A través de nuestras asambleas analizamos y reflexionamos sobre aspectos  relevantes del arte en todas sus manifestaciones, las que divulgamos a través de ediciones fonográficas, videos, instalaciones, exposiciones, cine, presentaciones escénicas de variada índole, artículos, monografías, libros, revistas, internet, textos digitales u otros.   Auspiciamos y patrocinamos eventos de trascendencia nacional, constituyendo corporaciones, fundaciones y organizaciones comunitarias sin fines de lucro,  premiamos a las figuras más relevantes del quehacer artístico nacional.

A esta institución pertenece oficialmente  desde hoy nuestro flamante “Miembro Correspondiente” en Iquique y  en la región de Tarapacá toda, el señor Guillermo Ward Gómez por su encomiable desempeño en el área de las artes de la Representación y Audiovisuales.  Todos ustedes lo conocen, dar cuenta de todos y cada uno de los capítulos de su carrera me tomaría más tiempo que el necesario: Psicólogo licenciado en Psicología y Postitulado en Terapia Psicodramática, Profesor de Educación Diferencial y Magister en Dirección y Gestión de Recursos Humanos.  Ha sido uno de los miembros fundadores de los grupos más destacados de teatro en Iquique, como son “TIUN”, de la Universidad del Norte y “TENOR”, y más tarde creador de su propia agrupación teatral denominada “VIOLA FENIX”.  Será desde ahora el vínculo entre la actividad escénica de la provincia de Tarapacá y la sede en Santiago.

El señor Ward ha sido Miembro del cuerpo docente de la Escuela Artística “Violeta Parra”, Asesor Pedagógico del Museo Regional de Iquique, Coordinador de Educación Extraescolar en el Área de Arte y Cultura,  Director  de Departamento de Cultura en la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Iquique y Director Suplente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, de la región de Tarapacá.

El señor Ward ha sido un pilar fundamental para la enseñanza, producción y realización de múltiples eventos relacionados con el teatro y la docencia.

Yo diría que el perfil de Guillermo encaja en el prototipo del hombre del Renacimiento: Psicólogo, terapeuta, maestro, actor, director, diseñador, escenógrafo y dramaturgo, trabaja en la inclusión cultural de los jóvenes con síndrome de Down mediante el teatro, rescatando así el valor terapéutico del teatro que en su origen ya habían descubierto los griegos.  ¡Loable labor!  Brillante actor, destacadísimo director, excelso diseñador de escenografías y vestuario, terapeuta, y al mismo tiempo miembro del Consejo Regional de la Cultura y las Artes, ahora constituido en Ministerio.   Del prólogo de su “Trilogía Dramática” que tuve el honor de escribir, rescato: “Su enorme caudal de conocimientos adquiridos en los más prestigiosos centros de educación artística del país,  lo separan de los seudo intelectuales  que sólo hacen teatro desde sus escritorios.  Guillermo se formó como actor y teatrista gastando suelas sobre el escenario.   Esa experiencia fue la base que lo convirtió en un maestro de su oficio,  el resto es solo un complemento dialéctico”.

Junto a nombres tan ilustres  en el quehacer del teatro en esta ciudad tales como los de Guillermo Jorquera e Iván Vera-Pinto,  quienes junto a Ward forman una verdadera tríada de patriotas del teatro, siempre abriendo frentes de batalla para obtener financiamiento para sus producciones, mejores equipos y salas, haciendo giras con sus obras por desolados parajes llevando la magia y la alegría del teatro a un público que asiste por primera vez a una representación teatral,  haciendo patria a través  de la acción social que aporta el teatro, ayudando indirectamente a los necesitados,  a los discapacitados y sirviendo de puente para que tantos jóvenes mutilados sicológicamente  por el flagelo de la pobreza, la droga y la delincuencia, encuentren en el teatro una esperanza de salvación para salir de  sus tristes existencias.

Quiero terminar citando al gran poeta y dramaturgo granadino, el inmortal Federico García Lorca, que dice: “Yo no hablo esta noche como autor ni como poeta, ni como estudiante sencillo de la vida del hombre, si no como un ardiente apasionado del teatro de acción social.   El teatro es uno de los más expresivos y útiles instrumentos para la edificación de un país, y el barómetro que marca su grandeza o su descenso.   Un teatro sensible y bien orientado en todas sus ramas, desde la tragedia al vodevil, puede cambiar en pocos años la sensibilidad del pueblo;  y un teatro destrozado donde las pezuñas sustituyen a las alas,  puede achabacanar  y adormecer a una nación entera”.   

“El teatro es una escuela de risa y de llanto, y una tribuna libre donde los hombres pueden poner en evidencia morales viejas o equívocas y explicar con ejemplos  vivos normas eternas del corazón y del sentimiento del hombre.   Un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro, si no está muerto, está moribundo;  como el teatro que no recoge el latido social,  el latido histórico,  el drama de sus gentes y el color genuino de su paisaje y de su espíritu, con risa o con lágrimas, sino sala de juego o sitio para hacer esa cosa horrible que se llama matar el tiempo”.

Bienvenido Guillermo a la Academia Chilena de Bellas Artes. Desde ahora la Academia te pertenece y tú le perteneces a ella.