Edición Cero

Sin duda que los resultados de las elecciones primarias de este domingo, donde la novedad la marcó la convocatoria del Frente Amplio -aunque internamente... Piñera y Beatriz Sánchez se impusieron en las Primarias. NM debe ajustar estrategia a luz de los resultados

Sin duda que los resultados de las elecciones primarias de este domingo, donde la novedad la marcó la convocatoria del Frente Amplio -aunque internamente esperaba un poco más de electores- este nuevo escenario obliga a la Nueva Mayoría, a hacer los necesarios ajustes con miras al proceso electoral  de noviembre. Lo que es irrefutable es que Sebastián Piñera y la periodista Beatriz Sánchez, se impusieron, de modo que sus nombres, estarán en la papeleta presidencial.

Otro antecedente interesante, es que por primera vez en la historia republicana de nuestro país, habrá 2 periodistas disputando la testera presidencial. Y se espera, que al menos uno de ellos, pase a la segunda vuelta, para enfrentarse, probablemente, a Sebastián Piñera.

De acuerdo al informe oficial, con el 96.8% de las mesas cerradas -como lo muestra la imagen- Piñera  Obtuvo 8.228 preferencias, lo que arroja un 68.78 por ciento, seguido de Manuel Ossandón con 2.407 (22.12%) y, al final, Felipe Kast con 1.328 votos (11.10%).

En el Frente Amplio, la periodista Beatriz Sánchez, estuvo unos puntos por sobre la media nacional, alcanzando el  72.75%, con 2.373 votos; mientras que Alberto Mayol logró 889 adhesiones, representando el 27.25%. Este pre candidato, apenas se marcó la tendencia al triunfo de su contendora, se puso de inmediato a su disposición, precisando que los desafíos para la nueva política, están en el Frente Amplio.

Este es un antecedente que la NM, que lleva dos candidatos presidenciales, Carolina Goic, DC y Alejandro Guillier, independiente, con el apoyo de todos los restantes partidos del conglomerado oficialista,  tendrá que considerar, puesto que la fuerza del Frente Amplio fue más de la pronosticada. Y necesariamente, una segunda vuelta tendrán que conversar, si se mantiene la lógica de impedir que  Piñera sea Presidente de la República.

Lo que la Nueva Mayoría tiene como desventaja, es que al no haber ido a primarias, perdió tiempo y espacios de exposición mediática, como sí lo tuvieron Chile Vamos y el Frente Amplio. Especialmente éste último que partió de menos -de muy menos- a más. Beatriz Sánchez apenas irrumpió inesperadamente en la contienda electoral, marcó un punto y de ahí fue, sólo en tres meses, subió en rápido ascenso.

La candidata presidencial de la democracia Cristiana, Carlina Goig, sin embargo, pese a su trayectoria política y de pertenecer a un partido poderoso, se mantiene sin subir en las encuestas. Claro está, que las encuestas son sólo una referencia.  En tanto, a su favor, Alejandro Guillier tiene el hecho de ser un candidato de todas las otras fuerzas de la Nueva Mayoría, de ser ampliamente conocido por su permanencia de años como rostro  de TV en programas de noticias y periodísticos. Goza de prestigio y credibilidad.

Chile Vamos, finalmente ordenará sus fuerzas y deberá enfrentarse con dos candidatos de la NM, con Beatriz, del Frente Amplio y con otros candidatos que probablemente marcarán un mínimo porcentaje y que no están en la exposición pública para entablar diálogo con el electorado.

En política la dinámica de los cambios es impredecible, así que hay que observar atentos. Y seguro que el que afina más la mirada, podrá intervenir con mejores estrategias,