Edición Cero

Mediante las 210 cámaras de seguridad pertenecientes al Centro de Control y Vigilancia de la Municipalidad de Iquique y a través de los equipos... Más de 200 cámaras de seguridad permitieron monitorear simultaneamente diversos puntos de evacuación

Mediante las 210 cámaras de seguridad pertenecientes al Centro de Control y Vigilancia de la Municipalidad de Iquique y a través de los equipos que desplegó el Gobierno Comunal en toda la ciudad, el alcalde Mauricio Soria Macchiavello monitoreó el comportamiento de la población durante el simulacro de Tsunami. 

En el evento, el jefe comunal observó la evacuación del edificio consistorial; colegios públicos, subvencionados y particulares; tiendas comerciales; plaza bancaria; espacios públicos; entre otros lugares emplazados en sectores de inundación. Una vez finalizado el ejercicio, Soria Macchiavello calificó de buena manera el simulacro, y destacó el nivel de preparación que demostraron durante la jornada, los estudiantes y los profesores de los colegios y liceos de Iquique.

“Fue un muy buen ejercicio y se demostró que nuestros colegios están bien preparados y eso nos deja muy tranquilos. Además, por las cámaras de seguridad municipal pudimos observar el buen comportamiento de las personas que evacuaron en todo Iquique y en las caletas”, destacó la autoridad.

Cerca de 83 mil personas, mayoritariamente escolares, participaron en el simulacro de evacuación de la zona costera, según la autoridad regional.  Durante el evento, el alcalde estuvo también pendiente de los inconvenientes que se generaron en el centro de la ciudad. “Pudimos observar que los automóviles mal estacionados, y los que ocupan mucho espacio en las vías de evacuación, son una falencia al momento de una emergencia. Además, vemos la complejidad que significa los estacionamientos de superficie que se concesionaron durante la administración 2008-2012”, comentó el jefe comunal.

A su vez, reiteró la importancia de participar en este tipo de ejercicios, ya que es la única forma de mantener a la población preparada ante la ocurrencia de una emergencia real. “Quiero felicitar a la comunidad en general y, en particular, la participación de los funcionarios municipales, de los colegios y liceos públicos, de los profesores, de los alumnos y de todos quienes supieron cumplir un rol importante durante el simulacro”, valoró Soria Macchiavello.

 El monitoreo  concluyó pasadas las 12.30 horas, una vez que se terminó la reunión que sostuvo con el equipo municipal en el Centro de Control y Vigilancia, y luego que la mayoría de los estudiantes volvieron a clases.

COMERCIO INFORMAL

La gran cantidad de comerciantes informales que se instalan a lo largo de calle Presidente Errázuriz, dificultó la salida ordenada de los estudiantes y profesores de la Escuela Plácido Villarroel, hacia calle Bulnes, que toman dicha alternativa para luego llegar hasta la zona de seguridad en calle Luis Cruz Martínez.

El problema es que tradicionalmente los días jueves, los feriantes ambulantes informales se instalan a lo largo de la calle Errázuriz, y en casos como los de este simulacro, los puestos de los vendedores perjudican el libre tránsito de peatones hacia las zonas de seguridad.

Este hecho fue evaluado por los técnicos de la Oficina Comunal de Emergencias, quienes estuvieron en lugar, junto a personal de la organización Rescate Urbano, de la Red de Telecomunicaciones Tarapacá, y de los miembros del Radio Club Cavancha, quienes también estuvieron monitoreando la situación.

El Encargado de la Oficina Comunal de Emergencias, Carlos Pérez, que estuvo presente en el sector, señaló que si bien los “coleros” de la “feria libre” constituyeron un problema al momento de evacuar la ex Escuela 4, las dificultades mayores se produjeron al momento de que los escolares volvieron al colegio, una vez terminado el simulacro.