Edición Cero

Traspasar su experiencia y conocimientos en emprendimiento a mujeres que inician un nuevo camino, es el desafío que inicia Nancy Guzmán Gálvez, usuaria del... Emprendedora de Pica, será mentoras de dos mujeres de Honduras que fortalecerán sus iniciativas económicas

Banco de Imágenes INDAP 2016

Traspasar su experiencia y conocimientos en emprendimiento a mujeres que inician un nuevo camino, es el desafío que inicia Nancy Guzmán Gálvez, usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) Tarapacá, quien se convertirá en mentora de un grupo de mujeres, gracias a la invitación de Thunderbird School of Global Management, de la Universidad de Arizona, bajo el alero de Acelerador WEAmericas, programa de entrenamiento empresarial.

Una oportunidad única para legar su conocimiento es la que tiene hoy Nancy Guzmán, propietaria de la microempresa familiar “Tentaciones de Pica”, donde elaboran mermeladas, sirope y concentrados gourmet, todo a base de frutas tropicales cultivadas de forma natural en la reconocida zona agrícola en medio del desierto más árido del mundo.

Fue justamente este emprendimiento lo que la ha llevado a perfeccionarse en diversas áreas ligadas a los negocios, pues lo que ayer comenzó como una idea, hoy se ha convertido en una posicionada marca a nivel regional, convirtiendo a Nancy en un ejemplo de perseverancia y empoderamiento.

Esto lo ha logrado a punta de trabajo y con el apoyo de diversas instituciones, entre ellas INDAP, que a través de su Programa Territorial de Desarrollo Indígena (PDTI) ha realizado un apoyo a través de sus diferentes instrumentos para la ampliación de la sala de procesos de la microempresa y la adquisición de maquinaria, entre otros.

Raúl Quinteros Opazo, director regional (s) de INDAP Tarapacá, cree que “la perseverancia, la constancia y la innovación son algunos de los atributos que logra uno advertir en la señora Nancy cuando escucha su relato y visita su emprendimiento en Pica. Hoy su generosidad como mujer y emprendedora, la impulsa a ser una mentora de este programa internacional.  Desde INDAP Tarapacá alentamos y felicitamos a esta destacada emprendedora, que ha sabido usar los instrumentos de fomento y hoy la tienen en una etapa de transformación de su empresa, que seguro nos seguirá dando sorpresas en tiempos muy cercanos”.

Thunder bird For Good

Thunderbird  School of Global Management, opera con su programa Thunderbird For Good desde el 2005 y busca ayudar a emprendedoras a alcanzar el éxito económico. Hoy es una escuela que otorga capacitación y certificación en diversas habilidades de negocios a miles de estudiantes no tradicionales alrededor del mundo.A través de este programa, las participantes adquieren conocimiento que las ayuda a mejorar sus condiciones de vida y de sus familias.

Recientemente se realizó en Guatemala una cumbre de mujeres que han destacado en diferentes emprendimientos, tal como lo hizo Nancy. Participaron representantes de México, Colombia, Uruguay, Honduras, Guatemala, Argentina y Bolivia, entre otras.

Ella y sus pares que ya están consolidadas con sus ideas de negocios, asumieron el rol de “mentoras” para una nueva generación de mujeres que también busca posicionarse con sus iniciativas y lograr la estabilidad económica.

A su regreso de la reunión internacional, la microempresaria aseveró que es una experiencia súper enriquecedora. Sin embargo, no desconoció que también existen dificultades para llevar a cabo el programa. “El tema de la conectividad ha sido importante, pues debes coordinar horas de trabajo sola y horas de teoría, pero de todas formas para mí es muy halagador haber sido elegida como mentora».

Señaló que siempre están los deseos de cooperar «y con mayor razón si son mujeres que pasan por lo mismo que pasó una. Los problemas son siempre los mismos, falta de recursos, de conocimiento. Por eso es importante que alguien analice tu negocio desde afuera, pues una mirada lejana es buena para enfocarse en temas que no alcanzas a ver”, argumentó la microempresaria.

Detalló que cada mentora “apadrina” a dos emprendedoras, en un programa que se extiende durante 9 meses. A ella le asignaron trabajar con Claudia Martínez y María Ríos, ambas de Honduras. “Nosotras trabajamos con las mujeres y a la vez con otro mentor, quien guía la forma en que traspasamos nuestros conocimientos. La idea es que ellas desarrollen un plan de trabajo que les permita elaborar un proyecto y así conseguir recursos con inversores internacionales para sus iniciativas”, agregó.

Cabe destacar que, a nivel latinoamericano, Nancy Guzmán es una de las 12 mentoras con que cuenta el programa en esta fase, que espera seguir creciendo y ayudando a más mujeres a lograr la independencia y estabilidad económica.