Edición Cero

Como un hecho insólito, pero lamentablemente común en diversos episodios de la historia nacional, en que se invisibilizan y finalmente, no forman parte de... A 92 años de la masacre de Coruña, la historia oficial sigue ocultando este episodio de asesinato contra obreros del salitre

Como un hecho insólito, pero lamentablemente común en diversos episodios de la historia nacional, en que se invisibilizan y finalmente, no forman parte de los textos escolares con los que aprenden los estudiantes chilenos, identificó el historiador Patricio Rivera, los sangrientos hechos ocurridos en la oficina Coruña, hace ya, 92 años.  Esta masacre constituye uno de los más sangrientos episodios donde obreros del salitre, fueron ultimados por las fuerzas del Estado.

Rivera desarrolló una conferencia, para motivar la reflexión sobre este suceso ocurrido en la pampa salitrera y, principalmente generar conciencia para que el ciudadano común y corriente esté informado, en el sentido de conocer y entender la historia no oficial, que suele ocultarse.

La ocasión contempló, además la presentación del coro de la UNAP, dirigido por el director de la Escuela Moderna de Arte y Comunicación, EMAC, maestro Carlos Morales Escobar. La presentación incluyó la interpretación coral  de piezas clásicas y temas de los grandes músicos chilenos Violeta Parra y Víctor Jara

COLECTIVO CIUDADANO

La charla de Patricio Rivera formó parte del acto conmemorativo en homenaje a los obreros muertos en la Coruña, en demanda de mejores condiciones de trabajo, actividad que fue organizada por el Colectivo Ciudadano por la Memoria Histórica de Iquique, que integran gestores comprometidos desde sus respectivas disciplinas, para mantener viva la memoria.

En la ocasión, el investigador, que además es docente de la Universidad Arturo Prat, llamó a superar  hechos como Coruña, en el sentido que sólo se circunscriban a la investigación académica. “Rescatar la memoria histórica sólo desde la academia, no puede ni debe ser… Se trata de elaborar relatos desde un lenguaje común y cotidiano, para que se transmita también entre el ciudadano común y corriente”. En ese sentido, acuñó la frase de: “A la historia le hace falta calle”, apelando a la noción de traspasar las fronteras de sólo lo investigativo y desarrollarla desde donde realmente ocurre la vida y los hechos sociales.

En ese sentido Rivera señaló que en el caso de la masacre de la Coruña, no está contenida en los programas ni textos escolares, por lo tanto, un hecho trascendente, desde el punto de vista de la historia y de la memoria, se invisibiliza. “La historia oficial no lo reconoce, no está presente en el currículos escolar”, sentenció.

También sugirió que las distintas disciplinas tengan puntos de encuentro para avanzar en esta línea. Por ejemplo, la historia y la arqueología, en el sentido de hurgar más allá. Se preguntó Rivera, por ejemplo, sobre cuantas armas  -hoy salvaguardadas como reliquias- que están en el Museo Militar, por su data y antigüedad, pueden haber sido utilizadas en la Coruña.

Tras la presentación del historiador, los asistentes presentaron aportes, que enriquecieron el debate. Finalmente el gobernador provincial, Francisco Pinto, que además es originario de la pampa salitrera, señaló que es necesario romper con el cerco que impone la historia oficial, porque hechos como los ocurridos en La Coruña, deben ser del conocimiento de toda la ciudadanía.