Edición Cero

María Francisca Basaure/ Antropóloga de  Tarapacá en el Mundo El 22 de junio del año 1942, en el Norte Grande de Chile, en la región de... 75 años de saltos y matracazos:cuando el pasado se vuelve presente

María Francisca Basaure/ Antropóloga de  Tarapacá en el Mundo

El 22 de junio del año 1942, en el Norte Grande de Chile, en la región de Tarapacá un grupo de hombres que trabajaban en la construcción de la oficina salitrera Victoria decide fundar un baile religioso. Devotos de la Virgen del Carmen resuelven bailar moreno vestidos con los colores patrios: pantalón blanco, blusa azul, banda y matraca roja. Todos pampinos, trabajadores o hijos del salitre.

Este es uno de los bailes morenos mas antiguos que asisten, en la actualidad, a la fiesta de La Tirana, después de la Sociedad Religiosa Morenos Humberto  Gutiérrez, fundado en 1933. Durante estas últimas semanas los morenos de ex oficina salitrera Victoria se encuentran celebrando sus 75 años de historia, lo cual es orgullo para todos y todas los que conforman esta sociedad religiosa.

Bajo este contexto el equipo de Tarapacá en el Mundo comprometido con el registro y la puesta en valor del patrimonio inmaterial de la región y el análisis de los procesos de constitución de memoria e identidad en conjunto con el baile, lanzará el libro y documental La victoria de Los Morenos, el 28 de junio a las 19:00 horas en el Salón Tarapacá.

Quisimos ver la práctica en su complejidad. No solo la descripción del baile.Logramos entender como los bailarines, socias y socios viven, sienten, y piensan el mundo. Entonces ahí vinieron las preguntas ¿por qué se reactivó este baile en Iquique? ¿qué significa este baile para los victorianos? ¿qué significa Victoria para los integrantes de este baile? ¿qué significa pertenecer a este baile devoto de la Chinita y San Lorenzo? Estas y otras interrogantes guiaron la investigación que realizamos durante un año. Queremos recalcar el hecho que Los Morenos de Victoria, por efecto del cierre de su oficina salitrera y la posterior destrucción, se reactivaron en Iquique, es decir, revalorizaron una práctica luego de 10 años que ya no realizaban, con el objetivo de organizarse y sentirse victorianos.

La victoria de Los Morenos cuenta la historia del baile y la oficina, reconstruye las causas que han permitido continuar esta tradición, y como este baile luego de un receso de 10 años logran reorganizarse en Iquique. También expone la forma como los victorianos se resistieron a desaparecer en manos de la violencia de la dictadura y de la destrucción de su territorio, reclamando su derecho a seguir siendo victorianos.

Como Instituto de Estudios Andinos Isluga estamos convencidos que la socialización, divulgación y visibilización del patrimonio es precondición para su puesta en valorasí como también sabemos que estas últimas dependen en gran medida de la comunidad, ya que son ellos quienes finalmente deciden que es lo que quieren salvaguardar.

Teniendo en cuenta la realidad multicultural y globalizada en la que habitamos proponemos reconocer las voces locales de nuestra identidad que nos reclaman con razón la necesidad de apoyar y promover la diversidad cultural y la sostenibilidad social, en esta oportunidad, de los bailes religiosos.Generando estrategias que permitan asegurar su continuidad en el tiempo, así como también construir registros dignos de sus historias.