Edición Cero

ElMostrador/ El ex mandatario creó una nueva línea de sociedades familiares para administrar su fortuna, a las que bautizó con el nombre de los tres... Sorpresa: nueva sociedad de Piñera en Islas Vírgenes revela falsa separación de patrimonio y que usó a sus hijos y nietos cuando eran menores de edad

ElMostrador/ El ex mandatario creó una nueva línea de sociedades familiares para administrar su fortuna, a las que bautizó con el nombre de los tres relatos épicos: La Iliada, la Odisea (actual dueña de la sociedad afincada en Islas Vírgenes: Bancard International Investment) y la Eneida.

Este lunes CIPER publicó la trama de negocios de la familia Piñera Morel, donde encontró una nueva sociedad en las Islas Vírgenes Británicas que hasta ahora el ex Presidente había omitido.

Además de la sociedad Bancard International Investment Inc., representada por Inversiones Bancard Limitada y donde participan sus hijos, a partir de 2006, el ex mandatario creó una nueva línea de sociedades familiares para administrar su fortuna, a las que bautizó con el nombre de los tres relatos épicos: La Iliada, la Odisea (actual dueña de la sociedad afincada en Islas Vírgenes: Bancard International Investment) y la Eneida.

La Ilíada, nació con un capital de sólo $1 millón, de los cuales Sebastián y Cristóbal Piñera Morel pusieron $250 mil cada uno. Los cuatro hijos de Magdalena Piñera y Pablo Rossel colocaron, en conjunto, otros $250 mil. El último cuarto del capital lo aportaron los dos hijos de Cecilia Piñera y Ricardo Levy.

Cabe mencionar que en solo dos meses, la modesta sociedad que originalmente tenía un capital de $1 millón fue capaz de invertir más US$500 millones en Inversiones Odisea. Hasta hoy no hay registro público de dónde salió el dinero invertido según consigna el medio.

El 17 de diciembre de 2014, Odisea inscribió en Luxemburgo a Inversiones Eneida S.a.r.l, S.P.F. La primera sigla significa que es una sociedad de responsabilidad limitada, mientras que la segunda señala que es una sociedad de gestión de patrimonio familiar, entes reservados exclusivamente para la gestión de activos financieros y que tienen beneficios tributarios, como la exención del pago de impuestos a las utilidades.

Inversiones Eneida nació con un capital de 12,5 millones de euros, el que aumentó a 18 millones de euros apenas unos días después. Un año más tarde, en noviembre de 2015, la cifra aumentó a 30 millones de euros (unos US$ 32 millones). Todas las acciones fueron suscritas por Inversiones Odisea.

La dirección en Luxemburgo de Eneida es la de Amicorp Group, empresa que ofrece servicios de gestión de activos en jurisdicciones internacionales y que se hizo conocida en Chile por abrir las sociedades que Sergio Jadue utilizó en paraísos fiscales para esconder su millonario fraude.

Hijos y nietos

“Al menos dos de sus hijos todavía eran menores de edad cuando Piñera los incorporó como socios de sus empresas. Esto demuestra que ellos no generaron el dinero que hoy está a su nombre y que su patrimonio está completamente fundido con el de su padre. En 1997, Cristóbal Piñera Morel tenía apenas 13 años y su hermano Sebastián, 15. De enero de ese año data la primera publicación en el Diario Oficial que los sitúa como accionistas de Inversiones Bancard Limitada, junto a sus hermanas Cecilia y Magdalena. Cada uno de los Piñera Morel tenía entonces más de $520 millones de participación en esa sociedad”, dice el reportaje de Ciper.

En el caso de Inversiones Odisea Limitada, Piñera sólo aportó $18 millones, mientras que cada uno de sus hijos invirtió $4.495 millones. Cristóbal, el menor, tenía 20 años y era estudiante de Sicología. En tanto, su hermano Sebastián estaba terminando su carrera de Ingeniería Comercial y Cecilia estaba recién titulada de pediatra.

La investigación periodística recalca además que “la creación de Inversiones La Ilíada marca el ingreso de la tercera generación Piñera en los negocios familiares: seis de los nietos del ex mandatario, todos niños pequeños, figuran como accionistas (…) Nació con un capital de sólo $1 millón, de los cuales Sebastián y Cristóbal Piñera Morel pusieron $250 mil cada uno. Los cuatro hijos de Magdalena Piñera y Pablo Rossel colocaron, en conjunto, otros $250 mil. El último cuarto del capital lo aportaron los dos hijos de Cecilia Piñera y Ricardo Levy (…) En solo dos meses, la modesta sociedad que originalmente tenía un capital de $1 millón fue capaz de invertir más US$500 millones en Inversiones Odisea“.