Edición Cero

Destacando que la memoria histórica es uno de los ejes de acción del organismo que dirige, Milisa Ostojic Directora Regional del Consejo Nacional de... Rinden homenaje al Trabajador Pampino, como una forma de mantener viva la memoria

Destacando que la memoria histórica es uno de los ejes de acción del organismo que dirige, Milisa Ostojic Directora Regional del Consejo Nacional de la Culturas y las Artes, en Tarapacá, dio el contexto en el cual se desarrollaron los actos conmemorativos del Día del Trabajador Pampino.

La actividad desarrollada teniendo como contexto el Día Internacional del Trabajador, fue una iniciativa del Consejo Nacional de la Culturas y las Artes, CNCA Tarapacá,  en conjunto con la Municipalidad de Alto Hospicio y se efectuó en el Centro Cultural de esa comuna. “Dentro de lo que es la Memoria Histórica, que es lo que nos orienta hoy, hemos trabajado también, fuertemente, la temática de los derechos humanos”, señaló Ostojic, relevando la lucha de los obreros del salitre, en las distintas oficinas

Otras autoridades asistentes fueron el consejero regional, José Lagos; las Directora Regional del FOSIS, Danisa Astudillo y el consejero del CNCA de Tarapacá, Julio Cámara Cortés. También destacó la presencia de Sara Benavides González, que preside la Corporación Hijos del Salitre, la más antigua organización que reúne a pampinos. Por la municipalidad de Alto Hospicio, participó Patricia Fuentes.

RECONOCIMIENTO

Foto de Theo Cámara C.

Durante la velada, se desarrollaron diferentes presentaciones artísticas, sin embargo, lo que causó mayor emoción, fue la entrega de reconocimientos a pampinos destacados, quienes ya mayores, recordaron su paso por las oficinas salitreras.

Es el caso de las profesoras normalistas Eliana Contreras Henríquez y de Victoria Muñoz Rivera. La primera improvisó con un discurso donde resaltó su vida en la pampa, recordando que fue  maestra en las escuelas N° 51 de hombres y N° 44 de niñas de la oficina salitrera Victoria.  Luego de arengar a los pampinos con el slogan de “que la pampa nunca muera”, entonó emocionada un himno pampino.

En tanto, Victorina Muñoz, quien impartió docencia en la escuela N° 44, de niñas, de la oficina salitrera Victoria, también improvisó un homenaje, recintando el poema “Al pie de la Bandera” del periodista, escritor y poeta Víctor Domingo Silva, quien se desempeñara en el desaparecido Diario El Tarapacá, de Iquique.

Junto a ellas, recibió un reconocimiento Zunilda Contreras Cámara, pampina, nacida en la salitrera La Palma, hoy Humberstone;  hija y nieta de pampinos. Trabajó en diversas secciones de la pulpería de esa salitrera.

Se distinguió a Hugo Barraza Jofré, nacido en la oficina Mapocho. Ex dirigente sindical de la salitrera Victoria; además, es escritor,  con varias publicaciones sobre la pampa y sus protagonistas.

El pampino Wenceslao Macías Olivares, nacido en la oficina Ausonia, fue otro de los distinguidos. En la década del 40 se traslado a trabajar en Humberstone, en donde destacó en el deporte, siendo un relevante jugador de futbol, integrante de la selección de Nebraska.

Otro momento de emotividad se vivió cuando se hizo un reconocimiento póstumo al poeta pampino Juan Rubén Castro, quien naciera en el pueblo Alto San Antonio. Laboró en diversos campamentos de la pampa y posteriormente en Iquique, alternando sus actividades laborales con su vocación de poeta y escritor. Recibió el reconocimiento su esposa y compañera, Yolanda Pérez.

Otras cuatro pampinos homenajeados, con residencia en la comuna de Alto Hospicio, donde destacan por su labor en pro del patrimonio fueron Rosa González Torres, Héctor Maya Zumarán, Eduardo Meneses Maturana y Andrés Bustamante Galdós.

VELADA ARTÍSTICA

El acto de homenaje a los trabajadores pampinos, se inició a los sones de la banda de lakitas, Naña Pura, que animaron a los asistentes cautivando son sus ritmos y colorido. Tras las palabras de Milisa Ostojic, se presentó el grupo coral Hoquethus, dirigido por el maestro Carlos Morales.

Una producción audivisual, que dio el contexto de la conmemoración del Día del Trabajador, recordó los sangrientos hechos de Chicago, Estados Unidos, así como las masacres obreras ocurridas en nuestra región.

Mientras, el poeta pampino Fernando Marttel, declamó el poema de su autoría, “Canto a las Salitreras del Norte”.  Enseguida, se presentó la agrupación musical Colectivo Artístico Claudio Arrau, integrada por jóvenes de la comuna de Alto Hospicio.

Otros grupos locales que se sumaron al homenaje fueron “Tierra de Cóndores”, que danzaron ritmos típicos de esta zona. Fusión Folclórica Femenina presentó los oficios de la pampa, mientras que el grupo Kariuro, puso en escena los oficios de los trabajadores pampinos. Además, destacó la presentación del tema “Vamos Mujer”, de la Cantata Santa María de Iquique, con la intervención de la Escuela de Ballet y Danza Brisé.