Edición Cero

A un año del ataque en que perdió los ojos, y luego de la condena a 26 años de cárcel a su ex pareja... Los nuevos ojos de Nábila, en reportaje de Revista Paula

A un año del ataque en que perdió los ojos, y luego de la condena a 26 años de cárcel a su ex pareja y padre de dos de sus hijos, Nábila Rifo (29) se observa a sí misma y repasa su historia, desde su infancia tan pobre que ni siquiera le permitió abrigar algún sueño. Hoy, dice estar menos sumisa y se siente fortalecida. “Me imagino en el futuro saliendo adelante y estando con mis hijos, trabajando, ojalá que tenga alegría en mi corazón, que se sanen todas mis heridas”.

Nábila choca con las paredes de la casa fiscal en la que vive provisoriamente, intentando encontrar el sillón en que responderá esta entrevista. La vivienda está helada y se ha puesto una bata de dormir encima a modo de abrigo, mientras espera que el fuego recién encendido en una salamandra tome cuerpo y caliente el living.

En la sala hay un pequeño comedor nuevo y, sobre la mesa, descansa una tele de pantalla plana, que no calza con los sillones dispares y desvencijados que completan el mobiliario de la habitación sin adornos y ventanas delgadas que dejan pasar el frío en el austral Coyhaique. Hace pocos días que Nábila vive sola aquí, con sus cuatro hijos. Su madre, Noelia Ruiz, acaba de regresar a su propia casa, a unas cuadras de distancia, donde vive con las hermanas de Nábila.

Continuar leyendo desde Revista Paula