Edición Cero

El apoyo del municipio de Huara para materializar sus iniciativas de adelanto comunitario, recibieron los productores agropecuarios de Bajo Soga. El alcalde José Bartolo... Ganaderos, productores de hortalizas, verduras y frutas de Bajo Soga en diálogo con autoridades comunales

El apoyo del municipio de Huara para materializar sus iniciativas de adelanto comunitario, recibieron los productores agropecuarios de Bajo Soga. El alcalde José Bartolo Vinaya junto a directivos municipales dialogó con los residentes, quienes le expusieron necesidades en materia de transporte, regularización de terrenos y la asesoría técnica para sus cultivos.

El jefe comunal indicó que la acción de su gestión busca darle importancia a Bajo Soga para que su producción esté en los más importantes mercados, en ese aspecto informó que en fecha próxima se incorporan dos profesionales al programa agrícola municipal quienes brindarán asesoría técnica a los productores del lugar como asimismo atenderán a los usuarios del PDTI de Indap (Programa Desarrollo Territorial Indígena). De igual manera mostró disposición para coordinar reuniones con Bienes Nacionales a fin de iniciar la regularización de los terrenos agrícolas.

Para los agricultores de Bajo Soga, 90 kilómetros al norte de Iquique en el sector de Zapiga, la jornada fue muy útil por cuanto tuvieron la oportunidad de conversar con profesionales de diversos departamentos municipales quienes les ayudaron in situ a resolver inquietudes. Además estaban muy contentos que la autoridad concurriera a conocer sus necesidades y entregar soluciones en el mediano plazo.

Lucy Muñiz solicitó la ampliación y mejoramiento del camino de acceso, a fin que el microbus de transporte para escolares pueda ingresar a la zona de las chacras y así los menores que estudian en Huara tomen ahí locomoción y no tengan que caminar –en algunos casos varios kilómetros- hasta la vía principal por donde se desplaza la micro.

Lisete Vilches, tesorera de la junta vecinal, mostró su preocupación por el recorrido escolar ya que el vehículo que desplaza los menores -hacia y desde Huara- no dispone de auxiliar para la seguridad de los pasajeros.

Otro requerimiento de transporte fue por el cobro elevado que hace el bus subvencionado que viene de Soga. Indicaron que la tarifa Soga a Iquique es de $ 3.000 y a ellos les cobran el mismo valor, pese a que Bajo Soga está más cerca de Iquique.

Al respecto José Bartolo planteó iniciar encuentros con la Seremia de Transportes para concensuar solución a las demandas comunitarias.

Los profesionales de la casa edilicia también atendieron requerimientos de los extranjeros que han llegado a trabajar en las parcelas, tanto en cultivos como la crianza de ganado, a quienes se les recomendó regularizar su registro en la posta médica para tener cobertura de salud como igualmente tramitar visas de trabajo. De igual forma se analizaron aspectos de la educación de los menores del lugar y la factibilidad de construir una sede social, un recinto para atención de la ronda médica y el anhelado jardín infantil.