Edición Cero

Debido al éxito que han tenido programas como “el taller de desprincesamiento”, que implementa desde hace algunos años la Oficina Municipal de Protección de... Talleres de “desprincesamiento” implementados por Oficina de Protección a la Infancia, se replican en el extranjero

Debido al éxito que han tenido programas como “el taller de desprincesamiento”, que implementa desde hace algunos años la Oficina Municipal de Protección de Derechos de Infancia, OPD, en Iquique, diversas organizaciones de otras ciudades de Chile y del extranjero, han replicado esta iniciativa.

El “Taller de Desprincesamiento”, que comenzó a efectuar en la ciudad la OPD el año 2015, tiene como objetivo promover la igualdad de género entre los menores, el pleno uso de los derechos de la infancia por parte de los niños, y finalmente el autocuidado especialmente entre las niñitas.

Cabe señalar que la OPD Municipal es una entidad que vela por el ejercicio de los derechos de la infancia, especialmente entre aquellos menores que están en situación de vulnerabilidad social.

La OPD se creó a partir de un convenio suscrito entre la Municipalidad de Iquique y el Servicio Nacional de Menores, Sename, con el objetivo de establecer una instancia que permita el ejercicio y promoción de los derechos de las niñas y niños. El programa trabaja principalmente en dos áreas: la de protección y la comunitaria.

En el área de protección, los profesionales de esta área ven casos de vulneración de los derechos de los niños, que comúnmente son derivados de los Tribunales de Familia, de los establecimientos educacionales e incluso de los Centros de Salud Familiar CESFAM. En esta área también se trabaja con niños migrantes, a los que se les ayuda a regularizar su situación.

En el área comunitaria, la OPD se encarga de realizar capacitaciones sobre los derechos de la infancia, tanto a los profesionales y técnicos que trabajan en las escuelas, colegios y liceos, como a los que laboran en los consultorios. También en esta área, se trabaja con los apoderados de los niños vulnerados, en lo que respecta a habilidades parentales, entre otros tópicos.

Además, implementó un programa denominado “Club de los Niños del Mundo”, que trabaja con menores migrantes  de distintas nacionalidades, con los cuales se trabaja la interculturalidad y la igualdad de género, entre otras temáticas.