Edición Cero

Las charlas de Conciencia Turística e Interpretación del Patrimonio marcaron el inicio de las capacitaciones insertas en el Programa de Gestión y Promoción de... Partió programa de Galería Cultural Indígena de Tarapacá con primera jornada de capacitación

Las charlas de Conciencia Turística e Interpretación del Patrimonio marcaron el inicio de las capacitaciones insertas en el Programa de Gestión y Promoción de la Actividad Turística Indígena que impulsan Sernatur y Conadi, organismos públicos que aunaron esfuerzos para capacitar a las artesanas y cultores de pueblos originarios que formarán parte de la primera Galería Cultural Indígena de la Región de Tarapacá.

“Estamos muy orgullosos por el interés despertado en los 44 artesanos que lograron ilusionarse con la propuesta y vemos con mucho optimismo el proceso que se desencadenará de ahora en adelante, puesto que no sólo lograremos habilitar por cuatro meses un centro de comercialización de productos, sino que estamos convencidos de que vamos a generar un punto de encuentro, un espacio de acción, de transmisión de conocimientos y de mucha conversación entre los gestores culturales, los habitantes de Iquique y los turistas”, sostuvo la directora de Sernatur Tarapacá, Carolina Quinteros Muñoz, quien puso énfasis en la importancia de las capacitaciones antes de inaugurar la Galería Cultural, una acción que tiene fecha tentativa para fines de mayo.

“Queremos reforzar sus conocimientos en tramitaciones tributarias y ley del consumidor, pero lo matizaremos con charlas de asociatividad, atención al cliente, decoración, paisajismo y presentación de productos, de manera que vayan adecuando el entorno en el que se exhibirán y se sucederán las clases presenciales, ya que buscamos que los visitantes tengan la posibilidad de conocer y adquirir elementos, pero a su vez, que logren familiarizarse con las técnicas ancestrales y participen activamente en la confección de esas mismas piezas artísticas con las que regresarán a sus países de origen”, explicó Quinteros, quien especificó que el abanico de propuestas incluirá trabajos de textilería, orfebrería, pintura rupestre, trabajos a base de madera y sal con marcado sello identitario.

Factor Participación

Daniel Godoy Villalobos, presidente de la Comisión y Cultura del ADI Jiwasa Oraje, sostuvo que “hoy en día se hacía indispensable cambiar la visión de las exposiciones de arte tradicional en su conjunto”, argumentando que “este formato alejado de lo visto normalmente en ferias y tambos, significa pasar a un escalafón más alto”.

De igual forma señaló que esta modalidad que integra al turista apunta a las dinámicas territoriales que como ADI buscan trabajar, destacando que el turismo de intereses especiales permite ubicar y seducir a otro tipo de clientes.

“Es una excelente apuesta, aunque como todo inicio va a ser complicado, ya que nunca hemos tenido experiencias muy satisfactorias al reunir a todos los pueblos, algo que es parte de la cultura, pero además del trabajo y dedicación hay algo bien importante que resaltar en este proyecto”, especificó Godoy, quien se refirió al tema de la participación.

“Efectivamente están abierto los canales de participación, ya que muchas veces nosotros los indígenas participamos de diseños estructurados que no se someten a cambios, y acá, por parte de Sernatur y Conadi, se nota que hay una motivación y un interés por escuchar y avanzar, lo que nos puede llevar a buenos términos”, concluyó el representante ADI.

Nuevos espacios

El Subdirector Nacional Norte de Conadi, Isidro Mamani Choque, recalcó la importancia de la alianza generada a través del convenio con Sernatur, una experiencia que cataloga como relevante, “pues nos ha permitdo instalar el turismo indígena en la política pública y motivar a los emprendedores, empresarios turísticos o a las mismas comunidades que tienen recursos turísticos de gran riqueza cultural y valórica para que muestren al mundo su arte y tradiciones”.

Y en ese sentido, Mamani advirtió que está convencido que los talleres y la pronta apertura de la sala en la que se podrá canalizar todo tipo de arte indígena “abrirá nuevos caminos para poder mostrar la riqueza cultural y propiciar alternativas económicas capaces de generar ingresos reales para las familias, las que muchas veces son vulnerables”.