Edición Cero

Sesenta años de existencia conmemoró la unidad del arma de Telecomunicaciones de la VI División de Ejército. Presidido por el Comandante en Jefe de... Conmemoran los 60 años del Batallón de Telecomunicaciones Divisionario N°6 “Tarapacá”

Sesenta años de existencia conmemoró la unidad del arma de Telecomunicaciones de la VI División de Ejército. Presidido por el Comandante en Jefe de la VI División de Ejército, General de Brigada Miguel Alfonso Bellet, la ceremonia se realizó en el patio de formación de esta unidad, perteneciente al Campo Militar Pozo Almonte, lugar al que concurrieron las autoridades militares de la zona junto a la Agrupación Simbólica “Parche Blanco”, que siempre ha estado presente en la historia de esta unidad, creada un 26 de marzo de 1957.

En la ocasión, los soldados del arma y de esta unidad fueron reconocidos por sus años de servicio, destacando por 10 años el Cabo Segundo Edgar Gutiérrez Bascur; el Cabo Segundo Francisco Saa Benvenutto y la Cabo Segundo Danitza Cáceres Garrido.  Por su parte, en el cumplimiento de los 20 años de servicio los Sargentos Segundos Gabriel Chandía Cádiz y Luis Mieres Zurita les correspondió pasar al frente, para la entrega de medalla, sumándose en los reconocimientos la Agrupación del “Parche Blanco”, personal militar en condición de retiro; todos quienes recibieron el reconocimiento del mando, además del Comandante del Campo Militar de Pozo Almonte, Coronel Pablo Onetto Jara y el Comandante del Batallón de Telecomunicaciones Divisionario N°6 “Tarapacá”, Teniente Coronel Patricio Cifuentes Pomareda.

HISTORIA

Enclavado en la región más septentrional de nuestro territorio, los orígenes de la creación de esta unidad se remiten a mediados del siglo pasado. En efecto, en el mes de noviembre de 1955, por disposición del escalón superior se dispuso efectuar en la zona de “Pampa Camarones”, a 200 kilómetros de Iquique, una maniobra de la VI División de Ejército, con la participación de todas las unidades que integraban la lista de tropa, ejercicio que sería presenciado por el Presidente de la República de la época, Carlos Ibáñez del Campo.

Para la ocasión se hacía necesario tener presente una Unidad de Telecomunicaciones Independiente, que respondiera a los requerimientos de enlace técnico, para la conducción militar.  Producto de lo cual se iniciaron las gestiones legales pertinentes, a fin de que se diera curso a la creación de una Unidad de Telecomunicaciones.