Edición Cero

Verdadero revuelo ha causado la información que corrió por las redes sociales en esta jornada, inclusive, en algunos medios, que dieron por muerto a... Agustín Edwards aún no muere. Permanece en coma inducido y en extrema gravedad

Verdadero revuelo ha causado la información que corrió por las redes sociales en esta jornada, inclusive, en algunos medios, que dieron por muerto a Agustín Edwards Eastmann, el propietario de las empresas de El Mercurio. Lo cierto es que está aún vivo, pero de extrema gravedad y con un coma inducido y permanece junto a su familia.

Sin embargo, este hecho desató como nunca antes, el interés mediático y de la ciudadanía, en torno a lo que representa para la historia reciente del país, la figura del propietario de El Mercurio y de los diarios asociados como La Segunda. Este último, el que publicara el titular más repudiado: “Exterminados como rataones”, en alusión a supuestas rencillas de militantes del MIR, que se habrían enfrentado entre ellos en Argentina.

Pero lo cierto, como lo demostró después la justicia, todo fue un montaje de la Dina, para ocultar el asesinato de 59 personas. Esto se maquinó entre los servicios de seguridad y el apoyo de Edwards que “se puso”, con el soporte mediático. Los enfrentamientos no fueron tal, sino que se trata de una operación de exterminio, llamada Colombo. Producto de esta macabra operación, Agustín Edwards fue expulsado del Colegio de Periodistas de Chile.

Edwards fue agente de la CIA en Chile. Incluso estuvo en Estados Unidos varios años tras el  golpe. El Mercurio y sus medios, nunca dieron la correcta difusión a los temas de derechos humanos, más bien, asumieron una actitud cómplice de la dictadura.

Si vamos más atrás, en el año 1967, El Mercurio cumplió un rol de descrédito hacia el movimiento y reforma estudiantil, desinformando, en vez de informar. Entonces, los estudiantes de la Universidad Católica, sin sospechar lo fuerte de su accionar, pusieron un cartel en la casa central, con la leyenda “El Mercurio miente”.

Ya en democracia, un grupo de estudiantes de la Universidad de Chile, postuló a un proyecto para editar una web con el mismo nombre: www.elmercuriomiente.cl pero Edwards compró el nick y se quedó con él, alegando que era distorcionador.

Otro grupo de estudiantes de la Universidad de Chile realizaron una investigación de tesis y diseñaron un documental llamado “El Diario de Agustín”, que se encuentra en youtube.  Es un documental que se centra en el papel de El Mercurio en los últimos 30 años de la historia de Chile, (hasta el 2012), incluyendo la Reforma agraria chilena y la Reforma Universitaria en la Universidad Católica de Chile.