Edición Cero

  Un 06 de febrero de 1906, casi dos años antes de la Masacre de la Escuela Santa María, la Plaza Colón de Antofagasta,... Un 06 de febrero ocurrió la Masacre Obrero de la Plaza Colón de Antofagasta

 

Un 06 de febrero de 1906, casi dos años antes de la Masacre de la Escuela Santa María, la Plaza Colón de Antofagasta, fue el escenario de otra masacre, la de la Plaza Colón en Antofagasta. La máxima demanda de los obreros, era extender a 30 minutos la hora de almuerzo.

Una reflexión sobre el tema, hizo Julio Cámara Cortés, quien destaca por su trabajo en pro de reconocer la memoria histórica, especialmente aquella que se invisibiliza por la institucionalidad.

TEXTO

Una de las matanzas casi olvidadas en la historia de las luchas sociales de Chile. Un movimiento huelguistico iniciado por la Combinación Mancomunal de obreros de Antofagasta, en apoyo a los trabajadores del Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia (FCAB), al que se sumaron lancheros y estibadores, fue violentamente reprimido la tarde del 06 de febrero en plaza Colon, por “Guardias Civiles” armados y por un piquete de marinos de la fragata blindada Blanco Encalada, que había recalado el día anterior en la ciudad.

El origen del conflicto, la petición de los obreros del FCAB, de extender en 30 minutos el horario de almuerzo…”Siendo tan poco lo pedido”, dicen los versos de la Cantata…Fue el tercer derramamiento de sangre obrera ocurrida durante el mandato del presidente German Riesco Errazuriz: Valparaiso en 1903, y Santiago en 1905.

Al año siguiente, 1907, ocurre la matanza de la escuela Santa María de Iquique.

Y como ha ocurrido con otros hechos represivos, no existen datos precisos acerca del número de muertos, los que se estiman entre 50 y 300.

De este terrible suceso, no existe hasta la fecha en la plaza Colon, ningún testimonio visible de lo ocurrido, ni memorial ni monolito, lo que contribuye al olvido y a la ignorancia de las nuevas generaciones…

Honrar la memoria de estos mártires, es una tarea de la mayor relevancia, que debe ser asumida, no solo por las autoridades de turno, sino principalmente por las organizaciones sociales de Antofagasta.