Edición Cero

Por vía aérea fueron trasladados desde la Región de Atacama a Iquique dos ejemplares de lobos marinos recién nacidos, los cuales fueron encontrados abandonados... Lobitos marinos rescatados por Sernapesca, serán sometidos a un plan de recuperación en el Centro del municipio.

Por vía aérea fueron trasladados desde la Región de Atacama a Iquique dos ejemplares de lobos marinos recién nacidos, los cuales fueron encontrados abandonados y en estado moribundo en playas que se ubican en las cercanías de Caldera. La iniciativa corresponde al Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), quienes solicitaron el apoyo del Centro de Investigación y Rehabilitación Marina (Ciremar) del municipio iquiqueño para la recuperación de los mamíferos acuáticos.

Marco Moscoso, director regional de Sernapesca, indicó que uno de los “pupi” fue avistado por veraneantes en la playa Barranquilla de la provincia de Copiapó el lunes pasado, “el cual se encontraba con su cordón umbilical y era acechado por jotes, tras la muertes de su madre hace unos días”. El segundo caso –relató la autoridad- ocurrió el mismo día en el sector Obispito, en donde otra cría de lobo marino era amenazada por perros vagabundos. Pescadores del lugar, lo rescataron y lo entregaron en las oficinas de Sernapesca en la Región de Atacama.

Posteriormente, los lobitos fueron llevados de urgencia a la Clínica Veterinaria Municipal de Copiapó para su observación y estabilización. “Al día siguiente fueron hidratados con suero fisiológico y el miércoles se les suministro dos veces alimento vía sonda gástrica”, indicó Moscoso.

En forma paralela, Sernapesca realizó gestiones para someter a un tratamiento de recuperación especializado a las especies en el centro Ciremar de Iquique. De esta manera, Latam Cargo se encargó del traslado sin costo alguno de los ejemplares desde Copiapó a Santiago, y desde la capital a Iquique. En cada escala, fueron atendidos por personal de Sernapesca para la hidratación respectiva.

En la llegada de los “pupi” a Iquique, estuvo presente el alcalde Mauricio Soria Machiavello, quien comprometió el apoyo del centro especializado de la entidad edilicia, en donde los expertos someterán a un plan de recuperación de las crías marinas. El director del organismo, Jesús Medina, indicó que “gracias a la colaboración de la empresa Serenor, serán alimentados con una mezcla en base a aceite de pescado, agua purificada, arenque, licitina de soya y probióticos”.