Edición Cero

Este fin de semana el hijo de la lonko Juana Calfunao, Waikilaf Cadin, recibió un disparo en su pierna de parte de efectivos de... Comunera víctima de violencia policial: “El Estado se empeña en no cumplir el resguardo de los DDHH”

Este fin de semana el hijo de la lonko Juana Calfunao, Waikilaf Cadin, recibió un disparo en su pierna de parte de efectivos de Carabineros, pese a contar la comunidad con protección decretada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Además, Juana Calfunao acusa que su hijo no está recibiendo la atención hospitalaria necesaria.

El comunero mapuche Waikilaf Cadin de la comunidad de Juan Paillalef, en Cunco, se encuentra internado en el Hospital de Temuco gravemente herido en su pierna derecha luego de haber recibido un disparo por parte de Carabineros, el sábado pasado.

Su madre, la lonko Juana Calfunao, relató que el viernes cerca de las once de la noche llegó un contingente policial hasta la comunidad y disparó seis veces contra su ruka mientras se encontraban en una reunión familiar.

Pese a que toda la familia cuenta con una medida de protección decretada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), estos hechos ocurren constantemente en la comunidad. Por lo mismo, esa noche llamaron a la comisaría de la zona para denunciar y dejar constancia de las agresiones.

Advirtieron que de seguir repitiéndose cortarían el camino por donde ingresan las patrullas porque corresponde a una ruta privada del predio, lo que fue ratificado por la Corte de Apelaciones de Temuco. “Nosotros nunca hemos contratado a personas para que vengan a trabajar y hacer caminos privados en nuestro territorio”, expresó la lonko.

Esa misma noche las patrullas volvieron a ingresar disparando al interior de la comunidad y, el sábado durante la mañana, Waikilaf junto a otros comuneros instalaron un tronco a la entrada del camino para evitar el ingreso de Carabineros. En ese momento, le dispararon mientras detenían violentamente a su madre: “Mi hijo se paró con un palo que usan todos los mapuche en el campo sin hacer ninguna provocación y los carabineros estaban detrás de un árbol cuando le dispararon”, comentó.

Juana Calfunao afirmó que el Estado se empeña en no cumplir las medidas decretadas por organizaciones internacionales de Derechos Humanos y que la represión es más fuerte que nunca en La Araucanía. “Es una verdadera Dictadura con todos los efectivos policiales con arma de guerra que patrullan la zona”, señaló.

Además, la lonko explicó que su hijo podría perder su pierna si no es trasladado de urgencia a la Clínica Alemana de Temuco porque en el hospital regional no cuenta con los especialistas requeridos. Incluso, un equipo médico de la Comisión contra la Tortura, en Suiza, les habría ofrecido atenderlo: “Es necesario que se le realice un aseo quirúrgico y ellos lo tienen en el pasillo del hospital, incluso lo quieren trasladar a una posta rural para que se recupere”, explicó la lonko.

Carabineros no se ha pronunciado sobre estos hechos pese a que Waikilaf fue baleado por un sargento de la institución recibiendo más de cuarenta perdigones, y no está recibiendo la atención oportuna por una agresión que vulnera la justicia internacional.

FUENTE: Diario U. de Chile.