Edición Cero

Con éxito concluyó el trabajo comunitario y ciclo de  talleres correspondiente al programa Buen Vivir de la Sexualidad y la Reproducción, el que estuvo... Realizan taller Buen Vivir en la Sexualidad dirigido a internas de Complejo Penitenciario de Alto Hospicio

Certifican a internas de penal de Alto Hospicio

Con éxito concluyó el trabajo comunitario y ciclo de  talleres correspondiente al programa Buen Vivir de la Sexualidad y la Reproducción, el que estuvo dirigido a internas del Complejo Penitenciario de Alto Hospicio, organizado por  la Unidad de Protección y Promoción de los Derechos Humanos y el SERMAN.

El programa buen vivir de la sexualidad y la reproducción, tiene por objetivo promover que las personas gocen efectivamente sus derechos, respetando sus decisiones a fin de procurar una vida plena y digna. Mediante talleres el programa procura promover los derechos sexuales y reproductivos como parte integral de los derechos humanos.

En la oportunidad Milena Flores,  directora (S) del Sernam, resaltó la importancia de la ejecución de esos talleres, destacando que como institución, tienen la misión de continuar con la entrega de antecedentes en beneficio de las mujeres.

El mayor José Marín, destacó la responsabilidad asumida por Gendarmería, de entregar la importancia a los derechos humanos de todas las personas. “Para nosotros es un tema importante, por lo cual damos el nivel que ello tiene y procuramos el respeto para todas las personas, aunque se encuentren privadas de libertad”, dijo.

Las internas Michelle Domínguez y Mildred Cáceres, compartieron su experiencia de haber completado el taller y agradecieron la oportunidad de ser consideradas para un encuentro de esa naturaleza. También, a nombre de sus compañeras, agradecieron a los profesores que dictaron los cursos, por la entrega de nuevos conocimientos que aplicarán en su diario vivir.

Finalmente se entregaron los certificados a las participantes, actividad a cargo del mayor José Marín, de la directora subrogante del Serman, Milena Flores y del teniente, Francisco Orellana.