Edición Cero

Adolfo Vargas Jofré/ Periodista UCN Hay algunos políticos y ciudadanos comunes que están felices con la renuncia a la alcaldía de Jorge Soria Quiroga, luego de... Puerto, ZOFRI y corredores bioceánicos

adolfo_vargasAdolfo Vargas Jofré/ Periodista UCN

Hay algunos políticos y ciudadanos comunes que están felices con la renuncia a la alcaldía de Jorge Soria Quiroga, luego de haber influido en la comuna en los últimos 50 años y ser uno de los gestores de la Zona Franca, de la primera ampliación del puerto (ITI) y  de los actuales corredores bioceánicos.

Muchos de ellos  niegan el protagonismo de Soria en estas materias, pero ha sido el único alcalde sudamericano que se reunió – y más de una vez- con Presidentes y Presidentas de Bolivia, Argentina, Brasil y Chile.

Fue el alcalde del único municipio que organizo 6 congresos sudamericanos de autoridades de gobiernos locales, con la asistencia de alcaldes, intendentes ( el equivalente a los alcaldes en Argentina) , concejales, vereadores ( concejales brasileños), gobernadores e incluso empresarios de países que conforman el Cono Central de Sudamérica.

Todo esto, como parte del extenso currículo internacional del alcalde Soria y que dejo como legado no solo a su familia y a su hijo, el actual alcalde suplente y electo de Iquique, Mauricio Soria Macchiavello, sino que a la comuna, a la región, al país y a Sudamérica.

¿Por qué este tremendo preámbulo?

Simplemente porque hay tres tareas aún pendientes y en las cuales el alcalde Jorge Soria Quiroga se desvivió por encontrar solución y respuestas en las autoridades chilenas y sudamericanas. Estas últimas ya reaccionaron y trabajan con ahínco en consolidar los corredores bioceánicos. Basta con saber de la reunión de hace unos días entre los Presidentes de Bolivia y Perú, donde consolida un nuevo corredor bioceánico. ¿Y Chile?

Por ello que es esencial que la ciudadanía, sin distinción, en otras palabras los que votaron o no por Soria Macchiavello, los que no fueron a votar, los que anularon su votación o los que votaron en blanco, deben comenzar a preocuparse por el bien común.

Hoy tenemos un sitio de atraque que corresponde a la EPI ( Empresa Portuaria de Iquique) recuperado luego que los destruyera el terremoto de abril de 2014. Bien por ello…pero será inútil para el tiempo actual del comercio marítimo mundial. Los nuevos buques son de 12 mil a 19 mil contenedores y para atracar requieren mínimo 15 metros de profundidad. El nuestro no supera los 9 metros.

Nuestra ZOFRI está en declive y su término es el año 2030. ¿Querrán venir empresarios a instalar industrias si apenas le quedan 13 años. Y si además los Gobiernos Centrales le restan beneficios o le ponen nuevas trabas aduaneras que burocratizan el sistema en vez de agilizarlo y modernizarlo??.

Y respecto a los corredores bioceánicos, seguimos ahí mismo. No hay mejoramiento ni ampliación de la ruta Huara – Colchane. Una aduana limítrofe que no está abierta las 24 horas del día y durante todo el año. Mínimas facilidades para los miles de camiones que llegan desde Bolivia, Paraguay, Brasil o Argentina.

En otras palabras, estamos comprometiendo el futuro, no el nuestro solamente, sino que el de nuestros hijos, nuestros nietos y de los que vendrán.

La única “industria” que tiene hoy Iquique y de la cuál vive la región y los ariqueños, es la Zona Franca que proporciona más de 30 mil empleos directos y otros tantos indirectos.

¿Hasta cuándo debemos esperar que las autoridades regionales, parlamentarios y del nivel central entiendan y cumplan con lo que ofrecieron?

El ex alcalde Soria les ha hecho llegar cientos de documentos con este tema y las propuestas, pero hay oídos sordos y nuestra región no existe para el centralismo.

Hoy dicen que la respuesta está en la calle…en los paros, en las protestas, en las tomas, en las huelgas de hambre…¿ Será necesarias estas medidas extremas para algo que tiene solución y a un mínimo costo humano y monetario?

Ustedes tienen la palabra