Edición Cero

La Cámara de Diputados rechazó en el tercer trámite constitucional el proyecto de reajuste del sector público y forzó a que la iniciativa se... Cámara de Diputados rechazó reajuste al sector público: nadie votó a favor

Con la división de las Cámaras, la iniciativa debe definirse en comisión mixta. En tanto, los trabajadores continuarían con las movilizaciones hasta diciembre en espera que el Ejecutivo proponga un mayor incremento en los sueldos del sector público.

La Cámara de Diputados rechazó en el tercer trámite constitucional el proyecto de reajuste del sector público y forzó a que la iniciativa se zanje en comisión mixta. La votación concluyó con 97 votos en contra y 12 abstenciones tanto de forma general como en el particular del artículo que fija el ajuste en el 3,2 por ciento. Deliberación que destacó por el rechazo de los parlamentarios de la Nueva Mayoría.

El proyecto había sido devuelto a la Cámara desde el Senado, con el 3,2 por ciento de reajuste reincorporado por aquella corporación, guarismo que ha sido sistemáticamente rechazado por los trabajadores públicos y que, en primera instancia, la Cámara tampoco aceptó.

Mientras tanto, los funcionarios públicos han retomado hoy la convocatoria a paro de las actividades del sector. Una movilización que, según ha dicho el coordinador nacional de la Mesa del Sector Público, Carlos Insunza, podría extenderse hasta diciembre, de ser necesario, en caso que no sean atendidas las demandas de los funcionarios fiscales.

En las intervenciones ocurridas este miércoles, el diputado independiente Iván Fuentes expresó que es un reajuste que no dignifica a quienes dan la cara por la labor completa del Estado.

“Cuando se trata del sector público son precisamente las personas que dan la cara por nosotros, que dan la cara por Chile en todos los puntos de nuestro país. Entonces, el sentido de responsabilidad, el sentido de querer a los nuestros, el sentido de poder estar con nosotros. Cuándo una persona va al servicio de salud y se encuentra con estas largas cosas y no hay mas camas. ¿Quién es el que da la cara?, alguien del sector público, alguien que trabaja en el servicio de salud tiene que dar la cara”.

La diputada comunista Camila Vallejo lamentó que el diálogo no haya prosperado, y que las señales que están dando quedan resentidas en la propia ciudadanía. La parlamentaria vinculó esta desconexión con los resultados en las elecciones municipales. Dijo que “sin diálogo se debilita la democracia”.

“Es cierto que las elecciones pasadas nos dejaron una crítica bastante profunda. Y al parecer no se está haciendo una lectura adecuada de lo que significa esa crítica. Fueron nuestros votantes los que no concurrieron votar por nuestros candidatos. Esos votantes que todavía creen que es posible de hacer de manera distinta las cosas. Que es posible construir un modelo económico que tenga como centralidad el bienestar de la población, de hacer justicia social y no solamente tener una calculadora, un cálculo aritmético de las cifras macroeconómicas alejadas de todo lo que es la realidad de nuestros trabajadores y trabajadoras”.

Al respecto, el presidente de la Confusam, Esteban Maturana, fustigó la versión del gobierno de que no hay recursos para financiar el reajuste y los bonos que los trabajadores públicos solicitan.

“El Ministro de Hacienda sabe perfectamente que hay caja para eso y para bastante más. Es cuestión de reasignar gastos, eso se ha hecho muchas veces en la caja fiscal y por lo tanto si hay voluntad política se puede resolver. El Ministro de Hacienda ha puesto al Gobierno en una encrucijada extremadamente compleja. Primera vez que se rechaza de esta manera una propuesta de reajuste salarial. Nunca había ocurrido un rechazo unánime.”

Maturana realizó un franco emplazamiento a Rodrigo Valdés: “El Ministro de Hacienda tiene dos opciones. O se sienta a negociar con nosotros, o renuncia”.

En tanto, el diputado PS Juan Luis Castro declaró que era un momento doloroso para los parlamentarios de la Nueva Mayoría al no brindar ningún voto de apoyo al proyecto.

“Este cuadro en el que estamos es producto de la intransigencia, de la falta de estrategia (…) Sin embargo creíamos que en estos días, desde el jueves pasado hasta hoy, era posible llegar a una nueva negociación y aun mejor acuerdo. Eso no fue posible, y por eso hago un llamado al Gobierno de que en este último tramo de las horas que restan en la comisión mixta, haya voluntad política de mejora no sólo de los bonos sino también del guarismo, que permita destrabar esta situación que nunca se había dado a este extremo que estamos viviendo”.

Dentro de los escenarios posibles en la comisión mixta es el total rechazo al reajuste, o bien la aprobación del 3,2 por ciento. Esta última, según expresó Raúl De la Puente, no están dispuesto a aceptar. “Nosotros vamos hacia un reajuste digno, o si no, no hay reajuste”, concluyó el presidente de la ANEF.

Fuente: RadioUChile