Edición Cero

Joyas Nativas de Tarapacá; Caminos en  Trascendencia, es la nueva colección de la diseñadora Jeannette Baeza Rivero, la que será iniagurada este miércoles 29, tras... Nueva Colección de Jeannette Baeza, muestra evolución  en diseños de joyas con materias primas locales

joyas nativas
Joyas Nativas de Tarapacá; Caminos en  Trascendencia, es la nueva colección de la diseñadora Jeannette Baeza Rivero, la que será iniagurada este miércoles 29, tras presentar la muestra en Alto Hospicio y Pozo Almonte. “Viví una experiencia maravillosa, de mucha comunicación donde pude transmitir el mensaje que contiene este nuevo trabajo”, señaló la artista.

Dijo que unas 700 personas, incluídos niños y jóvenes visitaron la muestra. “Ver a los niños interesados preguntando, tocando la materia prima, sintiendo… fue una experencia maravillosa. Aún mantengo y creo que jamás se borrará de mí,  las imágenes y las buenas energías”, señaló.

En esta ocasión, en Iquique, la muestra estará en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la Universidad Arturo Prat, ubicada en Paseo Baquedano 1449 ( Hall de Extensión FIA UNAP), siendo inauguradaa a las 18:00 horas, del próximo miércoles 29 de junio.

REFLEXIONES

Entrar en territorios lejanos y desconocidos que se pierden en el horizonte, es sin duda un gran desafío. Caminar sobre límites fronterizos de la región de Tarapacá es mirar hacia el pasado y reflexionar en una transición entre la oscuridad y la conciencia, con su enorme profundidad conceptual, envolviendo el territorio en una polvoreda de símbolos, de huellas puras y originales que se impregnan  en el estallido de la creación, surge entonces la gran necesidad de expresar a través de las manos  la vivencia del alma, de los que ya no están , los que sembraron, los que nacieron de la tierra y se alimentaron del sol y el viento.

La base y el centro de la inspiración de la creadora surgen de estas fronteras sin límites, de los caminos en trascendencia, de lo que las piedras y las montañas dicen, de los murmullos de la tierra que se mezclan con el lenguaje y los conceptos contemporáneos  que replica en  la joyería como  medio de expresión.

En esta unión de formas naturales, de lo regular e irregular, de las mixturas de texturas y sus diversas expresiones, pone en valor una pieza original tejida a telar en lana de alpaca, en tres tonalidades de café y un blanco, es una talega de Isluga. Fuerza viva de los vestigios de los pueblos originarios de Tarapacá. La transporta desde su naturaleza hacia nuestros días tejiendo un vínculo con técnicas de embarrilado, en este proceso de envolver como si intentara proteger o momificar este símbolo que la conecta con la tierra y el universo, intenta provocar en la mirada del espectador una comunión de espacio/tiempo, regreso/ valoración, fertilidad/ protección.

La utilización de materialidades que utiliza en la realización de sus trabajos, son cuidadosamente seleccionados con sensibilidad,  el apego a lo natural que se puede percibir con los sentidos en una identidad visual, de todo lo que nos rodea, lo que para ella representa imágenes identitarias,  permitiéndoles una transformación, un vuelo desde su matriz hacia el mundo y un regreso a las fuentes originarias.

Cuantos caminos podemos encontrar si damos el primer paso hacia la puerta de la naturaleza, recorrer los arenales soleados nos sorprende enrojeciendo la piel y nuestros ojos irritados de sal son iluminados por la fragancia intensa de los árboles de la Pampa del Tamarugal. Fuertes espinas y corteza agrietada- abierta como costra reseca del tiempo, como heridas sin dolor, sorprenden, enamoran como la pasión subterránea que los alimenta. Tamarugo, árbol milenario y poderoso que respira y siente la brisa que retoña sus flores amarillentas y volátiles. La madera del árbol Tamarugo nace en Terral Diseño como Joya atrapada en metales y como la fuerza poderosa de la naturaleza que la autora le otorga al protector de los desiertos.

La nueva colección de Jeannette Baeza, un trabajo en evolución constante, desafíos y propuestas nuevas que emergen desde la materia prima de la región de Tarapacá, que con ellas da vida y  protege, creando un nuevo universo que une tradición y modernidad.