Edición Cero

Treinta y dos familias pertenecientes al programa “Abriendo Caminos” del ministerio de Desarrollo Social, participaron en la jornada recreativa realizada en el complejo recreacional...

Treinta y dos familias pertenecientes al programa “Abriendo Caminos” del ministerio de Desarrollo Social, participaron en la jornada recreativa realizada en el complejo recreacional Huayquique, organizada por la Fundación para el Trabajo de la Universidad Arturo Prat.

En la oportunidad las familias participantes tuvieron una dinámica de grupo a cargo de encargados sociales de la Fundación de la UNAP, donde el objetivo es realizar un trabajo psicosocial y de acompañamiento para grupos vulnerables. Además de disfrutar de un show para los más pequeños y un encuentro con los jugadores del CDI.

“Es súper bueno que nos den una oportunidad, es súper bueno que nos estén apoyando, es rico sentirte querida y que te tienen aprecio, que cuentas con personas más allá de tu familia que te quieren y que te ayudan a salir adelante” manifestó Carola Sarabia, usuaria del programa Abriendo Caminos.

En tanto, Victoria Gómez también miembro del programa destacó el apoyo que ha significado esta iniciativa y el trabajo de la Universidad y el gobierno. “Se preocupan de los niños, yo tengo dos hijos recluidos y tengo seis niños a mi cargo, yo soy papá y mamá para ellos. Estamos muy agradecidos con el programa y las personas que trabajan en él, porque nos entregan un gran apoyo para que puedan ir al colegio y colaborarnos en otros aspectos”, afirmó.

Situación de Vulnerabilidad

Cabe destacar que el programa Abriendo Caminos, beneficia a familias en situación de vulnerabilidad y en especial donde uno de los miembros importantes está privado de libertad, para lo cual se trabaja con los niños y niñas y sus tutores legales fomentando talleres de emprendimiento y educación y entregando asistencia laboral y psicosocial por 24 meses.
El director de la Fundación, Rodrigo Guagama, manifestó que la labor que realizan les permite entregar herramientas de todo tipo que los posibilite seguir adelante y salir de la pobreza. “Este es un programa de acompañamiento que te permite visualizar las dificultades que viven, entregándoles apoyo en distintas áreas y por tanto, que busca impulsarlos a encontrar una salida más de fondo a su situación precaria. En esta ocasión alrededor de 90 niños pudieron disfrutar junto a sus seres queridos de una jornada cuyo objetivo es darle valor a su principal organización como es la familia”

Por su parte, la seremi de Desarrollo Social, Mariela Basualto, destacó la importancia del programa Abriendo Caminos en la actividad, por cuanto “con esta iniciativa permitimos que niños, niñas y adolescentes tengan junto a sus familiares tutores un acompañamiento social y psicolaboral que permite a estas familias salir adelante y donde estamos trabajando como ministerio comprometidos con los sectores más vulnerables. /Comunicaciones UNAP