Edición Cero

En una contundente resolución judicial, el ministro de fuero Mario Carroza, condenó por homicidio calificado a la pena de 8 grados de presidio mayor... Condenan a ex uniformados por secuestro calificado en contra de detenido desaparecido Marcelino Lamas

MARCELINO LAMAS
En una contundente resolución judicial, el ministro de fuero Mario Carroza, condenó por homicidio calificado a la pena de 8 grados de presidio mayor en su grado mínimo, a los ex uniformados, Miguel Chili Aguirre Alvarez –el flaco Aguirre-, Blas Daniel Barraza Quintero y Froilán Moncada Sáez, en su calidad de autores del delito de secuestro calificado, cometido en contra de Marcelino Rolando Lamas Largo. El militante socialista tras el golpe de Estado, permanecía en calidad de preso político, en el campo de concentración de Pisagua y sólo tenía 23 años.

La condena además inhabilita a los torturadores, en forma perpetua para ejercer cargos y oficios públicos y derechos políticos; y la inhabilidad absoluta para profesiones titulares, mientras dure la condena. Además, del pago de las costas de la causa. También la acción civil ordena el pago de 20 millones a 4 hermanos, en calidad de familiares directos.

El caso de Marcelino Lamas, forma parte de la querella que presentó el abogado iquiqueño Adil Brkovic, quien reside en Santiago y que se ha destacado por su infructuosa búsqueda de justicia, representando a los familiares de los ejecutados en Iquique y Pisagua. La acción judicial inicial es en contra de Augusto Pinochet Ugarte, Carlos Forestier Haengsen, Mario Acuña Riquelme, Pedro Collado y todos los que resulten responsables.

DOS DETENCIONES

El secuestro de Lamas ocurrió el 26 de diciembre de 1974, mientras se encontraba en casa de sus padres. Hasta el domicilio llegaron efectivos militares, al mando de Roberto Fuentes, procediendo a llevarlo detenido a la Tenencia Aduanera de Iquique, desde donde se perdió su rastro, hasta el día de hoy. Consta en el proceso que uno de los efectivos que participó en la detención fue Blas Barraza y habría sido trasladado a un recinto de Carabineros. Ya antes, el joven militante socialista, había estado preso en Pisagua, durante un año.

Vale consignar que Marcelino Lamas fue detenido por primera vez, el 13 de septiembre de 1973, presumiblemente por personal del Ejército. Luego inició el periplo habitual que utilizaban los captores: Regimiento de Telecomunicaciones, para luego ser confinado al campo de prisioneros de Pisagua. En este lugar permanece por un año, recuperando la libertad el 18 de septiembre de 1974.

A los meses después, militares vestidos de civil, identificados en el curso de la investigación como Luis Maldonado Barraza y Miguel Aguirre Alvarez, irrumpen en el domicilio de los padres de Lamas Largo, en busca de armas. Luego el 26 de noviembre de ese mismo 1974, otros agentes lo fueron a buscarlo y se lo llevaron detenido.

Según testimonios, abrís sido conducido hasta la Tenencia Aduana, donde se pierde su rastro. Sus restos no aparecieron en la fosa clandestina, descubierta en Pisagua el 2 de junio de 1990, por lo que sus familiares no se detuvieron en su búsqueda de justicia.

DDHH

De acuerdo a las investigaciones de DDHH, todo indica que tras ser torturado en la ex Aduana de Iquique, Marcelino Lamas fue sometido a crueles torturas, que le provocaron la muerte; y que incluso, su cuerpo habría sido sacado en una camilla.

En el Museo de la Memoria en Santiago, se indica que:

“Nunca se ha sabido a ciencia cierta sobre su paradero, por lo que la Comisión está convencida de que desapareció por acción de agentes del Estado. Existe, sin embargo el testimonio de la madre de otra persona que venía, en calidad de detenido, en poder de los mismos militares, cuando éstos aprehendieron a la víctima. Ella declaró que fue a pararse frente a la Aduana de Iquique, donde tanto su hijo como Marcelino Lamas habían sido conducidos y que estando allí, unas horas después, vio que sacaban a este último muerto de ese local”.

“La Comisión  está convencida de que su desaparición fue obra de agentes del Estado, quienes violaron así sus derechos humanos”, añade.