Edición Cero

Tras conocerse este martes,  la denuncia de una madre, sobre el intento de secuestro de su pequeño hijo, ocurrido en Alto Hospicio, mientras esperaba... En la víspera del 21 de mayo también intentaron sustraer a un pequeño en Iquique

niño 2
Tras conocerse este martes,  la denuncia de una madre, sobre el intento de secuestro de su pequeño hijo, ocurrido en Alto Hospicio, mientras esperaba una micro de locomoción colectiva, se supo de otros casos, incluso, reconocidos por el Fiscal Regional, Raúl Arancibia, que informó que se investigan tres casos similares, que, al parecer, no  estarían relacionados. 

En efecto, el Fiscal Regional informó que a la fecha se han recibido tres denuncias en el mes de mayo que dicen relación con un aparente intento de sustracción de menores que se encontraban en compañía de sus madres en la vía pública.

“Los casos ocurrieron en Iquique y Alto Hospicio, pero en circunstancias diversas y aparentemente con la participación de distintos hechores, lo cual por ahora, al menos, no permite afirmar que los hechos estén relacionados entre sí”, afirmó.

Todas las denuncias se encuentran vigentes y con diligencias pendientes con las policías, a fin de aclarar cómo ocurrieron los hechos y determinar las personas que pudieran haber participado en ellos.

El último caso difundido ampliamente por los medios y las redes sociales, fue denunciado por una desesperada madre, a quien intentaron sustraerle a su pequeño de 4 años. Ella no se percató hasta que vio que desconocidos acariciaban a su hijo.  Afortunadamente un acomodador de micros, que operan en los paraderos, le ayudó y pudo recuperar al pequeño.

VISPERA DEL 21 DE MAYO

Este Portal tomó conocimiento de un intento de secuestro en la víspera del 21 de mayo, mientras actuaba el grupo Quilapayún. En la ocasión, vistiendo un buzo de colegio, un niño de unos 6 a 7 años, estaba sentado junto a un grupo de adultos, tres hombres y una mujer. De pronto apareció otro adulto de unos 60 años que se acercó al niño y comenzó a hacerle cariño en su cabeza y lo tomó de la mano.

Esta situación llamó la atención del grupo de espectadores y de otra persona sentada en forma contigua. Inclusive, le consultaron si el niño andaba con esta joven.  Como les pareció sospechoso, la joven acudió de inmediato a buscar a los marinos que resguardaban el lugar.

Entre tanto, el adulto que se hizo pasar por el padre del pequeño, empezó a desplazarse y apareció una adolescente que simuló ser la hermana del niño.  Cuando hacían abandono del lugar, los uniformados, los retuvieron para confirmar la identidad y determinar si había o no relación familiar.

Resultó que el hombre no era el padre del pequeño ni familiar de la adolescente. La persona que hizo la denuncia, ignora si es que ésta era parte del montaje. Pero quedó tranquila porque finalmente los marinos se hicieron cargo del menor.

En la imagen, se observa al niño de espalda.