Edición Cero

Se trata de cuatro iniciativas locales dos de ellas desatacadas a nivel nacional, el anuncio lo realizó este miércoles el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone,... Gran alza en proyectos del Fondo del Libro en Tarapacá

libros tarapacaSe trata de cuatro iniciativas locales dos de ellas desatacadas a nivel nacional, el anuncio lo realizó este miércoles el Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, en el Café Literario del Parque Balmaceda, en una ceremonia donde se expuso los resultados nacionales del Fondo del Libro y la Lectura 2016.

Los proyectos nortinos destacados nacionalmente son “Con la lectura en nuestras manos”, de Katerine Araya Briceño, con un monto asignado de $3.510.820 pesos y “Caravanas Literarias en Tarapacá 2016”, con un monto total de $7.700.000 de pesos.

Otros proyectos ganadores fue el adjudicado por el municipio de Iquique “Adquisición de material bibliográfico para bibliotecas o espacios de la lectura no convencionales” con 4.748.961 pesos y “Pequeño oasis de los cuentos. Club de niños narradores y lectores del pueblo de Pica”, con 3.510.820 pesos.

La directora del CRCA de Tarapacá Milisa Ostojic Soto, felicitó a los ganadores, “estamos contentos que este año sea el doble el número de seleccionados, es un reconocimiento al esfuerzo, la creatividad y la calidad de los proyectos presentados por los gestores, que apuntan a fomentar el acceso y la formacion de la lectura en la región”.

Lanzamiento

Un significativo incremento en el número proyectos seleccionados, 51% más que 2015, y en el total de recursos, 18.6% más que el año pasado, experimentó el Fondo Nacional del Libro y la Lectura, que entrega el Consejo de la Cultura y que 2016 destinará $3.854.758.693 para el financiamiento de 724 proyectos de 260 comunas del país.

El Secretario de Estado afirmó que “desde el Consejo de la Cultura estamos impulsando la Política Nacional de la Lectura y el Libro que busca fomentar la lectura desde la primera infancia hasta la tercera edad, fortalecer la industria nacional, fomentar la creación y preservar el patrimonio bibliográfico. Este Fondo es una herramienta complementaria que contribuye para avanzar en esa medida, evidenciando un trabajo mucho más profundo y de largo aliento”. Además, detalló que entre los cambios visibles durante esta convocatoria, “vemos un evidente aumento en su cobertura, logrando abarcar más del 75% de las comunas de Chile, por lo que sin duda, vamos por el camino correcto”.

Al eliminar el cofinanciamiento obligatorio en la línea de Fomento a la Industria, el número de postulantes pasó de 535 proyectos en la convocatoria 2015, a 708 en 2016, disminuyendo la brecha de insatisfacción.