Edición Cero

Cuando aún la opinión pública no se recupera del tremendo impacto del caso que se investiga por parricidio, contra  un menor de 6 años,... Defensoría considera que en caso de madre acusada de parricidio debe considerarse como atenuante severo cuadro depresivo

defensor crCuando aún la opinión pública no se recupera del tremendo impacto del caso que se investiga por parricidio, contra  un menor de 6 años, y posterior intento de suicidio por parte de la madre, la Defensoría Penal de Iquique, estima que debieran atenderse como atenuantes, la grave depresión severa de la mujer acusada, de 31 años, quien aún permanece interna en la Sección Siquiatría del Hospital. En este lugar se constituyó el tribunal de Garantía para controlar su detención.

El defensor penal público Claudio Rojas precisó que la actual situación siquiátrica y física de la imputada motivaron que la formalización de cargos se postergara hasta este martes 6. Las precisiones se refieren a las diligencias judiciales activadas en Iquique por la muerte de una menor y el intento de suicidio de la madre, identificada con las iniciales P.P.A., a la cual se atribuye la autoría del ataque a su hija de seis años.

“Nuestra representada no está todavía en condiciones como para ser formalizada, por lo cual el Tribunal de Garantía aceptó fijar para dos días más tal gestión, completando, de todas maneras, el control de detención en este caso”, explicó el abogado. El profesional, junto al fiscal Francisco Almazán y a la jueza Maritza Campos concurrieron a la Unidad de Siquiatría del Hospital Regional, en donde permanece la detenida.

Consultado por la prensa, Claudio Rojas indicó que en este caso es necesario tomar en cuenta las duras circunstancias que enfrentaba la mujer de 31 años, desde hace tiempo y al momento de los trágicos hechos. “Desde el punto de vista de la defensa aquí deben considerarse que se trata de una madre que vivía sola con su hija, y que deberían atenderse como atenuantes su padecimiento siquiátrico, que sería una depresión severa, además de otros aspectos como su irreprochable conducta previa.

Las diligencias en el Hospital Regional de Iquique se cumplieron después de las audiencias ordinarias realizadas en el Edificio de Tribunales, alrededor de las 14:15 horas y por no más de 15 minutos.