Edición Cero

A 42 años de la dictadura militar, con la cual se derrocó al gobierno del Salvador Allende, se inició una brutal persecución a militantes... Ante la Fosa Clandestina de Pisagua, familiares y organizaciones de DDHH no claudican en demanda de verdad y justicia

pisagua 2015A 42 años de la dictadura militar, con la cual se derrocó al gobierno del Salvador Allende, se inició una brutal persecución a militantes de izquierda, los sobrevivientes del cautiverio político, familiares y organizaciones de DDHH, una vez más, renovaron su compromiso para seguir y exigir la verdad de lo ocurrido y demandar justicia.

Los  actos conmemorativos, que recuerda las primera ejecuciones ocurridas en Pisagua, como fecha que marcó un hito en el aniquilamiento de los líderes y militantes destacados, se inició con una romería iniciada en Pisagua Viejo, hacia la zona del antiguo cementerio, donde fue descubierta la fosa clandestina, el 2 de junio de 1990.

Como casa año se vivieron momentos de gran emotividad, mientras se iba recordando a cada uno de los detenidos desaparecidos o detenidos ejecutados. Un clavel rojo, lanzado a la fosa, marcaba el momento.

Destacó en la ocasión, la banda de laquitas integrada por mujeres, con su ya tradicional participación en este acto conmemorativo.

REACCIONES

Luis Caroca, quien fuera dirigente de la Juventud Socialista, detenido político y posteriormente exiliado, señaló que le parecía inconcebible que un sitio de memoria, como es la cárcel de Pisagua, haya sido vendida a particulares, para que iniciaran un fracasado proyecto de hotel.

“No ha existido la voluntad de poner este lugar en otro estatus. Acá hay una historia importante en este puerto, que fue puerto mayor, con más cabotaje que Iquique, incluso. Además, fue un campo de concentración política en varias oportunidades, con una historia marcada por el dolor», Asimismo recordó el «haber estado preso aquí y de todo lo que se hacía contra los detenidos, veo que no hay una proyección”.

“Por ejemplo, de situarlo a nivel de DDHH como un centro, donde se realicen encuentros de derechos humanos, donde haya otra infraestructura para usar esto como un punto neurálgico para hacer actividades, estudios. No ha existido voluntad, más bien ha habido gente interesada borrar la huella de lo que aquí sucedió”.

Puso como ejemplo, la venta de la cárcel, para que se transformara en un hotel

CULTURA Y DDHH

Francia Jammet, encargada a nivel nacional de la Unidad de Memoria, Cultura y Derechos humanos dijo respecto a la política de DDHH en el país,  que se está trabajando por construir una política pública sobre el tema, porque más bien, hasta ahora, “han habido esfuerzos aislados”.

Sin embargo hoy, explicó, «están los apoyos técnicos y recursos necesarios, para que los sitios de memoria puedan sostenerse en el tiempo».

La autoridad se sintió conmovida por los hechos ocurridos de Pisagua y de ser parte del acto conmemorativo junto a los familiares de las víctimas. Dijo que si bien es mucho el dolor «es necesario recordar y preservar la memoria, para que esto nunca más ocurra en nuestro país”.