Edición Cero

A partir de las 18.00 hrs de la tarde de este  jueves 28, se inició el restablecimiento de los servicios que presta la Dirección Regional de... Tras una semana de paralización, trabajadores de Aduanas restablecieron servicios

aduanas cooA partir de las 18.00 hrs de la tarde de este  jueves 28, se inició el restablecimiento de los servicios que presta la Dirección Regional de Aduanas en Tarapacá,  tras la finalización de la movilización que en todo el país llevaron los funcionarios de esa repartición y que culminó luego de aceptar la propuesta del Ejecutivo.

El Intendente de Tarapacá, Mitchel Cartes, destacó  «la voluntad de los trabajadores para llegar a un acuerdo que permite reanudar todos los servicios en la región, tanto en pasos fronterizos, como en Quillagua, Río Loa, puerto y Zofri».

Se espera que en el más breve plazo se vuelva a la normalidad en cuanto al funcionamiento de los servicios. “Sabemos que en un primer momento hay que destrabar los atochamientos que se pudiesen haber producido por la movilización, pero tenemos la confianza que en las próximas horas ya se trabaje normalmente”, declaró Cartes.

El Director de Aduanas en Tarapacá, Raúl Pizarro, destacó que “en el caso de Colchane ya estaba con operaciones normales desde el día de ayer. En tanto, El Loa y Quillagua reanudaron las operaciones a partir de las 18 horas de hoy. Respecto del puerto también desde las 18 horas se normaliza, con la debida coordinación de los actores de carguío y salida de los contenedores y de toda la mercancía que ahí se encuentra”, señaló.

Respecto de los acuerdos alcanzados, declaró que están a la espera de conocer los alcances regionales y cómo éstos se materializarán en Tarapacá. “Estamos esperando la redacción del acuerdo nacional a que llegaron los trabajadores para conocer los detalles de cuál es la dotación que llegará a la región y los plazos establecidos para ello. Creemos que beneficiará a nuestra Aduana, con una contribución al mejoramiento de la calidad del servicio al usuario y a la economía local”.

Por último, reconoció que si bien se produjeron retrasos por la movilización, nunca se dejó de prestar los servicios. “Hicimos todos los esfuerzos que estuvieron a nuestro alcance para poder mitigar de la mejor forma posible todas las consecuencias que una movilización como esta lo requiere. Existieron turnos éticos y acuerdos con los propios trabajadores para que no llegasen a niveles que no pudiesen ser resistidos por la economía local”, finalizó.