Edición Cero

Que el factor económico es uno de los aspectos que ayudan a las familias a superar su situación de vulnerabilidad, señaló la Directora Regional... A un año del terremoto FOSIS concluye programas de emprendimientos para familias afectadas

post terremotoQue el factor económico es uno de los aspectos que ayudan a las familias a superar su situación de vulnerabilidad, señaló la Directora Regional del FOSIS, Danisa Astudillo, durante la ceremonia de cierre de dos proyectos post terremotos, implementados por esa Servicio Público, para enfrentar la situación que afectó a la región, hace un año.

“La ayuda económica que da el gobierno, en este caso el Gobierno de la Presidenta Bachelet, es un apoyo real; pero también es importante la forma cómo las personas logran enfrentar los problemas. Es lo que se conoce como resiliencia, es decir, desarrollar la capacidad de dar un curso distinto a la trayectoria de vida”, dijo.

“Nuestro Gobierno cree en las personas, pese a que sabemos –y ustedes lo han vivenciado- que no es fácil emprender; no es fácil mantener una rutina y disciplina que permita llevar bien el emprendimiento. Ustedes lo han logrado, en medio de dificultades y temores, pero fueron capaces de salir adelante”, añadió la directora.
Así lo evidenciaron desde la experiencia personal Lourdes Quispe, mujer joven, quien señaló que “he debido ser madre y padre para sacar a mis hijos adelante. Ahora estoy feliz, porque después de haber sido comerciante ambulante, hoy tengo mi negocito establecido”.
O el testimonio de Reinaldo González, un adulto mayor que desarrolla su actividad económica como tornero. “Mi iniciativa es muy pequeña, por eso agradezco mucho este impulso que me ha dado el FOSIS”, dijo con voz firme y segura.
Florinda Torreblanca puso el acento en lo difícil que es emprender. “Algunos piensan que por tener una ayuda o un beneficio, todo es fácil, pero no es así, porque si uno no pone todo su empreño, las cosas no resultan”.

MAS DE 120 USUARIOS

En un ambiente de diálogo, Astudillo certificó la participación en el programa “Yo Emprendo Semilla”, orientado a personas afectadas material o emocionalmente por los sismos de año pasado. También fueron atendidos usuarios que forman parte del Ingreso Ético Familiar (a contar de este año, esta línea se denomina Sistema de Seguridades y Oportunidades). En total fueron 120 personas que accedieron al beneficio, para financiar un emprendimiento, tanto de Iquique, Alto Hospicio y Pozo Almonte.

Los usuarios presentaban daños en sus iniciativas de negocios precarios, y algunos de ellos, perdieron todo su capital de trabajo. El impacto emocional fue muy fuerte, puesto que las familias quedaron sin el ingreso para su sustento; por ello, este programa les ofreció la posibilidad de asistir a talleres, acceder a capacitaciones y asesoría técnica, para finalmente adquirir un bien de capital que le permitiera reemprender.

“Los invito a seguir soñando… y a soñar en grande, porque ustedes son un ejemplo para nosotros como Gobierno y para toda la sociedad, porque tienen la capacidad de volver a empezar”, concluyó la Directora Danisa Astudillo.