Edición Cero

“Negativos resultados ha mostrado el Plan Frontera Norte”, declaró la ex intendenta de la gestión Piñera, Luz Ebenspeger, acusando que frente al tema “el... Serías críticas al Plan Frontera Norte hizo ex intendenta de Piñera, Luz Ebensperger, cuyo presupuesto «disminuyó en 42.8%»

luz“Negativos resultados ha mostrado el Plan Frontera Norte”, declaró la ex intendenta de la gestión Piñera, Luz Ebenspeger, acusando que frente al tema “el Gobierno ha dado señales confusas ante la muerte de tres Carabineros en zonas fronterizas, en tan solo un mes. Lo anterior tiene serias implicancias para la efectividad de la lucha contra el narcotráfico pero también respecto a la permeabilidad de nuestras fronteras con Perú y Bolivia”.

Según el análisis de la primera autoridad regional el Plan Nacional de Seguridad Pública, lanzado por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública en agosto de 2014, contempla como su prioridad número 10, el abordar frontalmente el crimen organizado y el tráfico de drogas en nuestro país. Entre otros destaca la continuación del Plan Frontera Norte iniciado durante el gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

“Esta prioridad, sin embargo, no se ha visto reflejada en la práctica. En la formulación del presupuesto de 2015 se eliminó toda mención al Plan Frontera Norte reemplazándolo por un Plan Nacional contra el Narcotráfico, del cual no se han dado mayores antecedentes”.Añade que del presupuesto del Plan Frontera Norte vigente al 31 de diciembre de 2014, “se redujo a 1.821 millones de pesos, de los cuales se ejecutaron 780 millones de pesos, es decir, un 42,8%”.

Y arremete: “Lo anterior muestra una total despreocupación por parte de las autoridades de la situación de seguridad y permeabilidad de nuestra frontera norte. La constante visita del anterior Subsecretario del Interior fue reemplazada por el total abandono por parte de las autoridades del actual gobierno”.

“La muerte de tres carabineros en circunstancias que aún se investigan hacen necesario relevar este punto para evitar la percepción de despreocupación por parte del crimen organizado y de nuestros países vecinos”.