Edición Cero

Por Guillermo Ward/  Psicólogo, Psicodramatista, Dramaturgo.Director teatral Las maratones se asocian a lo deportivo, a Grecia, a carreras donde empiezan muchos y muy pocos llegan... La maratón de Cuentacuentos

Por Guillermo Ward/  Psicólogo, Psicodramatista, Dramaturgo.Director teatral

gmo wardLas maratones se asocian a lo deportivo, a Grecia, a carreras donde empiezan muchos y muy pocos llegan a la meta, son largas distancias. Su origen se encuentra en el mito de la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 A. C. habría muerto de fatiga tras haber corrido unos 37 km. desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. Pero, hablar de “Maratón de Cuentacuentos” es algo difícil de comprender y menos de que en Iquique asista tanto público a verlos un día domingo en la tarde.

Así es, recién fue este 9 de noviembre desde las 17:00 a 20:00 horas frente a la Casa de la Cultura de nuestra ciudad: un grupo de cuentacuenteros, –entre ellos dos invitados internacionales-, y una cuadrilla susurradora y PUPs. Por lo tanto,  si ya nos parece raro hablar de “Maratón de Cuentacuentos”, raro y desconocido es hablar de “susurradores” y PUPs. ¿Qué es esto otro entonces?

cc1 brEs un grupo de personas -cuentacuentistas- que al oído de una persona narran un cuento breve mediante unos tubos, y los P.U.P.s son sombrillas (Quitasoles o paraguas) decorados, donde el narrador cuenta a un breve grupo de personas bajo su pups un cuento, transformándose ese elemento en un “Pequeño Universo Personal”, un cuento intimo, no público, protegido por esta sombrilla.

La Escuela de Cuentacuentos de la Fundación Mustakis de Santiago durante tres años estuvo formando cuentacuentistas en Iquique apoyados por el Consejo Nacional de la Cultura. Ya  hay en nuestra ciudad tres generaciones de egresados, y fueron ellos  quienes este año organizaron como productores locales la Segunda Maratón en Iquique, esta vez a cargo de los teatristas iquiqueños Nicolas Vergara (Titiritero) y Ramón Jorquera (Clown).

La convocatoria fue excelente, gran cantidad de público y variedad en la entrega de historias: cuentos con cabezones, pequeñitos de cuatro años susurrando acompañando a los más grandes y el grupo PUPs que llenaba de color y admiración a los asistentes.

cc2 brSin embargo, la cosa no solo fue lo que el público vio, sino que lo más importante fueron los cursos de perfeccionamiento y transmisión de experiencia para los egresados e interesados. Durante la semana se realizó en el interior de la Casa de la Cultura el “Taller de Susurradores” donde construyeron sus propios tubos y dieron creatividad a su vestuario y los  Talleres con los maestros Claudio Ledesma de Argentina y Alfredo Alarcon de Perú.  Ambos compartieron desde su propia idiosincrasia su forma de narrar.

El peruano con raíces de su tierra morena, de la selva, del quechua, con sus instrumentos y sus leyendas indígenas, un bello narrador antropológico, carismático y lúdico. Por el otro lado, el argentino Ledesma con una narración de corte citadina, más intelectual, reflexivo, que deja la tarea para la casa, con historias de tango, de género, que trata la metáfora freudiana.  Cada uno en su estilo de identidad territorial. Es un hecho que donde ellos vayan a narrar estará presente su historia, su origen.

Que alguien diga que los domingos son fomes en Iquique, es solo porque no han buscado información.  Felicitaciones a los patrocinadores, a los productores y a los cuentacuentistas iquiqueños, acá sí que hay mucho porque susurrar.