Edición Cero

Para dialogar en torno al proyecto de Reforma Educacional, el gobernador, Gonzalo Prieto, se reunió con un grupo de directoras de la red de... Dialogo sobre Reforma Educacional sostuvieron directoras de Escuelas de Lenguaje con Gobernador Prieto

gob y direcPara dialogar en torno al proyecto de Reforma Educacional, el gobernador, Gonzalo Prieto, se reunió con un grupo de directoras de la red de Escuelas de Lenguaje de Iquique y Alto Hospicio. Mientras la autoridad planteó los beneficios de es esta normativa,  las directoras le hicieron ver una serie de dudas.

Graciela Jiménez Jiménez, directora de la Escuela de Lenguaje “Niños del saber”, y vocera de la red de escuelas de lenguaje de Iquique y Alto Hospicio, que atiende a más de 5 mil niños, dijo que al gobernador le habían planteado “ciertas aprehensiones que tenemos con relación a la reforma educacional”.

Se refirió a que “no se nos menciona como escuelas especiales. Y la idea era aclarar algunas dudas y formar un equipo de trabajo para dejar más tranquilos a nuestros funcionarios que temen que por la reforma queden sin trabajo y también de nuestros padres y apoderados que nos preguntan que pasara con sus hijos, si algún sostenedor cierra una escuela”.

La vocera dijo que el gobernador Gonzalo Prieto les había precisado y aclarado algunos conceptos de la reforma. “Quedamos de entregarle una pauta con especificaciones sobre cuál es nuestro trabajo como también en que se gastan los recursos, porque queremos mejorar la imagen que se tiene de las escuelas de lenguaje, en el sentido de que todo es lucro”.

 INVERSIÓN FAMILIAR

El gobernador Gonzalo Prieto expresó que, “como  sociedad, sabemos que la educación siempre ha sido vista como una inversión familiar y la mayoría de las familias en nuestro país lo único que pueden dejar a sus hijos es una buena educación”.

 Añadio que el compromiso como Gobierno “es concretar el sueño de todas las familias de Chile: entregarle una mejor educación a nuestros hijos e hijas”.

 Dijo la autoridad que la reforma “beneficia a las familias, beneficia a los estudiantes; y  va a significar un salto cualitativo en materia de calidad”.

También consagrará la educación como un derecho, ya que promueve “una educación de calidad para todos los niños, niñas y jóvenes y garantizará la gratuidad, es decir que la educación no sea un bien de consumo sino que un derecho”.